Reclaman justicia en el barrio Justicia. La conmoción de los vecinos por la violación de una niña de 5 años, el domingo pasado, se tradujo ayer en una marcha por el barrio reclamando que el culpable sea hallado. Con pancartas y cánticos recorrieron varias cuadras y se detuvieron en una cancha de fútbol que colinda con el barranco en el que fue hallada la pequeña luego de ser agredida.
Cinco días después del ataque, dos son los sospechados de ser los abusadores.
Para la familia paterna, el responsable es el tío (hermano de la madre de la niña), a cuyo cuidado habían quedado los hermanitos el Día del Padre.
Varios vecinos abonan esa hipótesis. Para ayer estaban citados algunos de ellos, aunque no se confirmó si efectivamente declararon en la causa que lleva adelante la Fiscalía Penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de Luján Sodero Calvet.
"Hay vecinos que ese día lo vieron a él junto con mis dos nietitos en la cancha, pateando una pelota", dijo ayer la abuela de la nena y de sus dos hermanitos de 3 y 1 año. A dos pasos de ella, una de sus hijas asentía con la cabeza.
El domingo, después de que encontraran a la pequeña llorando en el río, la Policía detuvo al tío pero luego lo dejó libre. "Ahora la Policía dice que no lo encuentra, pero una sobrina me dijo que esta mañana estaba durmiendo aquí", dijo la abuela, y señaló la parte posterior de su vivienda, habitada por su hijo, la nuera, los tres niños y el cuestionado tío.
Luján Sodero Calvet FISCAL PENAL "Los testigos manifestaron sospechas sobre el tío, pero ni el padre ni la madre afirman una sospecha contundente".
El papá de la nena, en cambio, cree que el responsable puede ser otro hombre, alguien a quien le debe dinero.
"Mi hijo tiene otro sospechoso, un tal Enrique, con el que tiene una deuda de 400 pesos por un perfume y unos guantes", añadió la mujer.
Inspección e intranquilidad
Ayer por la tarde la marcha de los vecinos se detuvo en la cancha de fútbol, a metros de donde estaban la fiscal Sodero y otros funcionarios del Ministerio Público hablando con familiares de la nena y vecinos.
"Vinimos a hacer una inspección ocular del lugar por las características especiales; estuvimos en el río y en el lugar donde fue encontrada la niña", explicó la fiscal penal.
Al verlos, los vecinos se acercaron y entablaron un largo diálogo, en el que varios les relataron lo que vieron ese día y sus puntos de vista.
"Sobre todo nos manifestaron su intranquilidad por la seguridad de los niños que viven aquí", indicó la fiscal Sodero.
Con los gritos de justicia y un redoblante de trasfondo, una tía y varias vecinas pidieron saber cómo avanza la investigación de la Fiscalía.
"No podemos adelantar las medidas que se están disponiendo porque podrían frustrarse", les explicó Sodero.
Antes de irse y en un breve contacto con la prensa, la funcionaria confirmó que tienen registradas las sospechas de los familiares y los vecinos respecto del tío, que tiene 36 años, pero no descartó que exista otra persona que podría estar involucrada en este hecho que alteró la tranquilidad del barrio Justicia. "Por el momento no hay detenidos, pero la investigación está orientada", dijo.
La nena se inquietó y declarará el lunes
Su hermanito de tres años no dio datos al declarar a través del circuito cerrado. La niña de 5 años, que fue violada y abandonada, se puso nerviosa y no pudo decir ni una palabra sobre lo sucedido el domingo en el río Ancho.
"La niña está muy emocionada, sobre todo porque cuando la llevamos a la Fiscalía estaban la madre y el padre, y al verlos se conmocionó mucho", explicó la fiscal penal Luján Sodero Calvet.
Ante ese cuadro, la psicóloga que estuvo en Ciudad Judicial consideró que no era conveniente intentar que brindara información.
"Lo que se hizo fue un acercamiento con ella, para que entre en confianza; entonces ella dibujó, jugó con la psicóloga y entró en confianza con la profesional", describió la funcionaria.
El próximo lunes se hará un nuevo intento para ver si la menor puede hablar.
Su hermanito, de 3 años, estuvo más relajado en la cámara Gesell, pero no aportó ningún detalle sobre quién los llevó hasta el río y menos aún quién agredió a la niña.
"Es un nene muy chico que no dijo concretamente nada; más que nada él jugó, dibujó y mostró su situación o sus nervios a través del juego; hay que tener en cuenta que a los tres años no hay una reflexión muy clara de las cosas", explicó la fiscal penal.
Los niños
La pequeña que fue víctima del abuso permanece internada en el hospital Materno Infantil. Su hermanito de tres años está bajo el cuidado de sus padres, en el barrio Justicia. En tanto, la más chiquita de 1 año y dos meses permanece con una tía paterna que vive en el barrio San José.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


david soto
david soto · Hace 5 meses

En coronel moldes las cosas no estan bien ! de tanta corrupcion ahora se suma un ABUSADOR de MENORES escapado de salta y ahora vive en la calle san martin 579 ,trabaja en el hospital de moldes como chofer ,se llama SOTO DAVID GERONIMO este violador es demasiado peligroso para una sociedad q ni siquiera esta alerta ,por favor CUIDEN A SUS HIJOS por favor .este ser humano abuso de su propia sobrina de 6 anos como por 3 anos

clon clon
clon clon · Hace 5 meses

HAY QUE CORTARLE EL PITO A LOS DOS, POR LAS DUDAS, DIGO


Se está leyendo ahora