El gerente sanitario del hospital San Vicente de Paul, Ricardo Merlo, hizo un repaso de la situación sanitaria en el departamento Orán y fue contundente. Dijo que aumentaron mucho los casos de dengue, que desestimaron un posible caso de gripe A y denunció la falta del medicamento glucantine, esencial para algunos tratamientos.
Respecto del dengue especificó que "estamos inmersos en medio de un brote epidémico, zonal y nacional. Hasta la fecha hay 251 casos probables, que tuvieron serológica positiva en el laboratorio local, de los cuales son 11 o 12 de Aguas Blancas". Y ratificó lo manifestado por el Ministerio de Salud de la Nación, sobre un nuevo brote hasta antes de abril. "Sabemos que vamos a seguir teniendo casos, se estima un pico en las próximas dos semanas".
Respecto de chikungunya dijo que "hay confirmados dos casos. Los pacientes tienen nexos con otra ciudad y con otro país". Merlo descartó un posible caso de zica. "En la situación en que estamos lo recomendable es no usar ni aspirinas, ibuprofeno ni diclofenac. Hay que usar paracetamol y hacer la consulta médica urgente".
Más adelante Merlo desestimó rotundamente los rumores respecto a posibles casos de gripe A. "No tenemos conocimiento, no es típico para la época. Hay muchas infecciones respiratorias en la población pero no gripe A".
Por último, la falta del medicamento para el tratamiento de leishmaniasis es evidente. "No tuvimos el suministro regular. Todavía tenemos glucantime pero para los 25 pacientes que ya están recibiendo el tratamiento. Tenemos stock para los que ya están diagnosticados. Y no habría inconvenientes en realizar nuevos tratamientos si se repone", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora