No necesitamos "averiguar qué demonios está pasando" con los musulmanes (Donald Trump, 7 de diciembre de 2015).
Después del 11S, el ataque en Orlando es el de mayor número de víctimas mortales (50) con arma. Vuelve a plantearse la necesidad de un mayor control en la venta y tenencia de armas en EEUU.
Las causas principales de ataque con arma en EEUU en 2015.
Un 62% de estadounidenses está descontento con las leyes y políticas sobre armas del Gobierno de EEUU, el mayor porcentaje de insatisfacción desde que Gallup comenzó sus encuestas de percepción en 2001. Son 11 puntos más que en 2015, un año lleno de tiroteos masivos y tras el que Obama anunció acciones ejecutivas para reducir la violencia por armas de fuego.
Los estadounidenses, cada vez más descontentos con la ley de armas. Nadie sabe con certeza cuántas armas de fuego hay en EEUU. El Congreso del país nunca ha autorizado una base de datos sobre el tema. Tampoco hay estadísticas oficiales sobre la gente que muere por armas en el país. Solo hay estimaciones de distintas organizaciones -y no demasiado actualizadas- que indican que hay más armas que habitantes. Según la Universidad de Sídney, en la década de 2000 a 2010 un 52,8% de hogares en EEUU tenía, al menos, un arma de fuego.
La Universidad de Chicago sitúa la cifra en 2014 en un 32% de los hogares. Más de un 50% de los hogares estadounidenses tiene armas.
Cuanto más al sur, más enraizada está la defensa del derecho de los ciudadanos a poseer armas (la mítica Segunda Enmienda), algo que se ve claramente en el porcentaje de hogares con armas. Relacionado proporcionalmente está el número de ataques que se producen, así como el número de muertos.
Homicidios por cada millón de habitantes en países desarrollados Estados Unidos lidera tristemente la lista de países desarrollados con más homicidios por armas de fuego. Los datos de 2012, procedentes de la encuesta anual sobre crimen que elabora la UNODC (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) reflejan también países de América Central como Honduras o El Salvador con muchos más homicidios por armas de fuego, pero en el gráfico se destacan solo las cifras más altas en los países desarrollados. Sorprende ver en la encuesta cifras relativamente bajas en países como Israel, o no encontrar a estados como Rusia, China o Afganistán, lo que se explica por las distintas metodologías que aplica cada país para medir las armas en manos de civiles o qué condiciones se tienen en cuenta para considerar homicidio por arma de fuego.
El Gobierno de EEUU está estudiando la posibilidad de realizar un censo para verificar las armas que están autorizadas, y las que no están, y permitirle a los negocios que venden armas de manera legal, comercializarlas por derecha para evitar matanzas como las que vienen ocurriendo desde hace varios años en el país.
Ojalá que esto se cumpla en tiempo corto para comenzar a darle el toque final a la locura de la gente, que hoy en día ingresa a cualquier lugar donde hay aglomeraciones, y disparan como si fuesen dueños del mundo, y no les importa a quién matan.
El mundo está, loco, el mundo está perdido y hay que salvarlo, ­­por favor!!

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora