La diabetes de tipo 2 es una epidemia en todo el mundo y, en Salta, la enfermedad se presenta como un reflejo de lo que pasa en el mundo. Claramente, la diabetes viene acompañada de otra gran epidemia que es la obesidad y es por eso que los médicos clínicos y los diabetólogos miramos con mucha atención y preocupación esta epidemia. Estamos luchando con vehemencia contra esta enfermedad que en vez de controlarse, crece día a día. La obesidad hasta hace poco no se consideraba una enfermedad, al contrario, erróneamente se pensaba que los gorditos eran saludables, o que el gordo era así porque comía y nada más. Toda esa creencia desembocó en esto que estamos viviendo a nivel sanitario. Lo más preocupante es la obesidad creciente en los niños. Hoy vemos en los consultorios a chicos que tienen carita de niño y cuerpo gordo parecido al de mamá o papá obesos, porque lamentablemente los chicos comen lo que les dan y les gusta lo que les enseñan a comer en la casa. Muchos de esos chicos enferman de diabetes tipo 2.
En este sentido, la invitación es a los adultos para cambiar los hábitos, pedirles conciencia sobre la necesidad de comer mejor, de elegir los alimentos y moverse más. El niño come de acuerdo al ejemplo que le dan en la casa y eso carga de responsabilidad a los grandes.
En la prevención y en el tratamiento de la diabetes, lo básico es la buena alimentación que no es comer verduras hervidas todos los días. Se refiere a acudir menos al delivery y cocinar en la casa una sopa, un guiso, un trozo de distintas carnes con verduras horneadas, todo moderado porque el desborde no es bueno para el cuerpo ni para el bolsillo. Las harinas deben ser parte de la dieta pero en forma muy medida porque son tan apetitosas que es difícil parar de comerlas. En definitiva: calidad y cantidad, son dos cosas a controlar para estar saludables.
La diabetes tipo 2 es una enfermedad que dura toda la vida (crónica) en la cual hay un alto nivel de azúcar (glucosa) en la sangre. La diabetes tipo 2 es la forma más común de esta enfermedad.
El aumento de la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de la manera correcta. La diabetes tipo 2 puede presentarse también en personas delgadas. Esto es más común en los ancianos. En Salta la cifra de la población con diabetes oscila en un 8%, pero estas cifras aumentan con la edad, las personas mayores son más propensas porque el páncreas deja de funcionar en una forma correcta a partir de los 70 años.
Los antecedentes familiares y los genes juegan un papel importante en la diabetes tipo 2. Un bajo nivel de actividad, una dieta deficiente y el peso corporal excesivo alrededor de la cintura aumentan el riesgo de que se presente esta enfermedad.
Las personas con diabetes tipo 2 generalmente no presentan síntomas al principio y es posible que no tengan síntomas durante muchos años.
En cuanto a la vacuna que se promocionó en internet como una solución para la diabetes, hay que ser muy prudentes, nosotros estamos sujetos a la Sociedad Argentina y Americana de Diabetes y si bien sabemos que hay estudios y ensayos en curso, no existe tal vacuna. Muchos pacientes vinieron a consultar sobre esta vacuna pero lamentablemente son anuncios prematuros y sin ninguna certeza, ningún estudio conocido avala esos ensayos aún, pero la medicina avanza a pasos agigantados y creemos que será posible en un futuro no muy lejano. Pero no podemos mentir, en este momento no existe esa vacuna aunque los médicos somos los más interesados porque los diabetólogos no damos abasto para atender la gran cantidad de población diabética, nos dan una gran ayuda los médicos clínicos y los de familia que los atienden muy bien y los derivan cuando tienen complicaciones crónicas. Hoy existen muchos medicamentos que se presentan todos los años en el Congreso Americano de Diabetes. Los más eficaces son inyectables que no son insulinas.

Posibles complicaciones
La diabetes 2 puede traer serias complicaciones de salud si el paciente ignora la importancia de cuidarse. Lo básico y esencial es realizar ejercicio de forma regular.
El ejercicio es muy recomendable. Sin embargo, el diabético debe recordar que puede tener que ajustar las dosis de insulina en función del ejercicio que haya hecho o piense hacer. Hacer mucho ejercicio, manteniendo la misma dieta y dosis de insulina, puede facilitar la aparición de hipoglucemia.
Además es imperante que realice una dieta saludable.
Una dieta sana y equilibrada, que sea rica en fibra y en hidratos de carbono y que no contenga demasiada grasa animal es muy importante.

1- La arterioesclerosis (envejecimiento de las arterias) puede llegar a provocar un infarto de miocardio o una trombosis cerebral.

2- Nefropatía diabética (enfermedad de los riñones debida a la diabetes).

3- Retinopatía diabética (enfermedad de la retina ocular debida a la diabetes).

4- Neuropatía diabética (degeneración de los nervios): suele afectar a los nervios de las piernas y producir alteraciones sensoriales.

5- Úlceras e infecciones en los pies.
Trastornos vasculares en los miembros que llevan incluso a la gangrena.

6- Susceptibilidad a las infecciones, especialmente infecciones de orina o infecciones urinarias.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora