El encarecimiento de los créditos, luego de que el Banco Central elevara las tasas de referencia de sus títulos Lebac por encima del 30%, provocó un cambio en el tablero financiero. Este número genera que un préstamo no baje del 45%, en términos de su costo financiero total (CFT), además encarece el descubierto, que por su inmediatez, es utilizado por la mayoría de las empresas.
A lo largo del año, las entidades bancarias han ido elevando los tipos de interés que cobran por un préstamo.
A tal punto que en mayo, esa cifra se acercó peligrosamente al 50%, para luego descender unos puntos, si bien aún se mantiene muy por encima de los niveles de 2015.
Bajo esos parámetros los créditos al sector privado experimentaron una significativa desaceleración en lo que va de julio respecto a junio, según un informe de coyuntura del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral).
"Aun con datos parciales, los créditos en pesos al sector privado muestran un estancamiento en julio del 0,3 %, luego de crecer moderadamente durante junio un 1,2%", indicó el informe del Ieral.
El mismo camino transitaron las financiaciones en dólares, que aunque continúan traccionando al total de préstamos al sector, paso de 2,6% en junio a 2% este mes.
En detalle, dentro de la cartera de créditos en pesos se registra una aceleración en las líneas comerciales: adelantos en cuenta corriente, documentos a sola firma, documentos comprados y descontados, entre otros, pasaron de crecer apenas 0,3% en junio a 1,5% en el parcial de julio, motorizados por los adelantos en cuenta corriente, que alcanzaron el 3,7%.
Sin embargo, las líneas vinculadas al financiamiento del consumo en pesos -personales y con tarjeta de crédito- reflejan una contracción este mes, ya que pasó de un crecimiento de 1,7% en junio a una caída de 0,6% en julio.
A su vez, las líneas en pesos con garantía real, créditos hipotecarios y prendarios, recortaron su ritmo de crecimiento de 2% en junio a 1% en julio.
En lo que respecta a los depósitos del sector privado "también recortan su ritmo de expansión pasando de 7,1% en junio a 3,7% este mes" aunque "se mueven en un andarivel superior de crecimiento respecto de los préstamos", indicó Ieral. Según el informe, este fenómeno obedece a una moderación sustancial en los plazos fijos -que representan cerca de la mitad del total de colocaciones del sector-, que pasaron de crecer 3,7% en junio a 1,4% este mes, posiblemente afectados por la necesidad del pago del medio aguinaldo.
computa.jpg

Fuertes críticas al "puerta a puerta"

Las empresas consideran que el sistema afectará a la industria nacional. La vuelta del servicio puerta a puerta para las compras al exterior será "perjudicial" tanto para la industria nacional como para el comercio local, ya que una amplia gama de productos se pueden conseguir hasta un 67% más baratos que los artículos argentinos, sostuvo ayer un informe privado.
"Ropa, juguetes, marroquinería, artefactos de iluminación, y vajilla de cocina son algunos de los rubros más afectados, donde el consumidor local puede comprar 'made in China' por internet el mismo producto, con diferencias de precios de entre 62% y 67%", enfatizó un análisis de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Según trascendió, la AFIP, el Ministerio de la Producción y la Dirección General de Aduana ultimarían detalles para permitir nuevamente compras on line de hasta US$ 1.000 y con la posibilidad de realizar hasta cinco pedidos anuales, explicó la entidad.
En ese sentido, alertó: "Se habilitarían US$ 5.000 por consumidor, lo que generará impacto sobre la economía local".
"La medida llegaría en un momento donde los costos en alza de la producción local están deteriorando la competitividad de los productos nacionales, y en un mercado que consume bastante menos que el año pasado", sostuvo.
Para la CAME, con la puesta en marcha de esa medida no solo se perjudicará a la industria, sino también al comercio, que verá mermar sus ventas en una coyuntura en la que, de por sí, se vende 10 por ciento menos en volumen que el año pasado.
De acuerdo con un sondeo elaborado por la Confederación, en las páginas de compras directas a China y su comparación con el mismo producto de origen nacional, se observa que "las brechas son muy importantes, aún si se paga el impuesto de importación desde ese mercado, que as ciende al 50%".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora