El sueño de varias pequeñas comunidades del interior de la provincia, que anhelan volver a tener la autonomía municipal, tardará algunos años todavía y dependerá exclusivamente de cuestiones económicas, más que de una decisión popular y política.
Así lo dejó en claro Manuel Santiago Godoy, presidente de la Cámara de Diputados de la provincia al referirse a la formación de comisiones promunicipalización en varias localidades, entre ellas San Agustín, La Silleta y Gaona, que buscan recuperar su categoría de municipios.
"Es un proceso que dura sus años y quiero recordarle a la gente del Valle de Lerma que aquí tenemos pendientes la municipalización de Gaona y otros pueblos del norte de la provincia, porque hay dificultades de orden económico", aclaró sin tapujos.
Y agregó que "vamos a comenzar a trabajar, lleguemos hasta donde lleguemos. Pero lo que yo quiero aclarar es que no es mañana que se conseguirá la municipalización, que no será este año, que hay que trabajar y hacer todos los números necesarios para no terminar creando estructuras deficitarias que sean una carga más para el Estado".
Según Godoy, los vecinos silletanos tienen más ganas de que les cumplan con las obras que les están debiendo, como las defensas para que no se inunden y otros temas. Pero también están interesados en una futura municipalización, reclamando porque ellos ya fueron municipio y que por alguna ley de la dictadura los dejaron afuera del sistema.
Todo a fojas cero
"Hay que empezar de nuevo, no es fácil. Hay que fijar obligaciones; que sepan que van a tener que pagar impuestos, que hay que ver cuánta plata es la que se le saca a Campo Quijano. Porque para el nuevo municipio se exige que Quijano le ceda coparticipación, por lo que se pide un plebiscito donde tiene que votar también la gente de Quijano. Y en términos generales, hay que sentarse a ver cuántos serán los gastos. De otro modo, se creará un municipio que después irá al fracaso, que sólo les servirá para tener más empleados públicos y nada más".
Delegados municipales
Desde la Cámara de Diputados se plantea, por lo pronto, no sólo para La Silleta sino para todas las delegaciones municipales de la provincia, que se está analizando un proyecto de ley para que el delegado municipal también sea elegido por el voto directo de la gente en cada lugar. Entre otros temas, Godoy puntualizó que se deberá definir "quiénes votan y establecer dónde, para comenzar a diseñar el futuro del armado de una nueva jurisdicción municipal".
Godoy, intentando bajar el grado de ansiedad de los vecinos de La Silleta y otras comunidades, concluyó afirmando que "un delegado elegido por el pueblo es un avance extraordinario para que la gente de La Silleta u otros pueblos, pueda sentirse a resguardo y la reclamación de los derechos que piden tenga algún sustento. Un delegado municipal elegido por ellos va a bregar por los intereses de su gente", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora