Opa es una palabra del idioma quechua que tiene solo un significado especial: Ingenuo.
Es importante deslindar completamente este significado de otros significados que se le dieron siempre a la palabra "opa", tales como deficiente mental, alterado en el coeficiente intelectual o retraso madurativo.
Después de varias investigaciones que realicé sobre diferentes significados de la palabra "opa" que aparece en los diccionarios Quichua Santiagueño (Argentina), Quechua Castellano, Quechua Boliviano Castellano, Quechua Ecuatoriano Castellano, Quechua Ancash - San Martín - Ayacucho (Perú), y Queswua Boliviano Oruro, Potosí, Qochapampa, he llegado a esa firme conclusión, luego de profundas conversaciones con las diferentes comunidades de habla quechua como en Tinta Cusco, Patakancha (alturas de Ollantaytambo) Cusco-Perú. Comunidad Karuma (comunidad quechua aymara en Moquegua - Peru), entre otras.
Así, podemos afirmar que hay un error en la traducción de la palabra "opa" y que la traducción correcta es "ingenuo".
Este vocablo de ingenuidad es justamente el no conocimiento de lo que está expresando el otro porque pertenece a otro código de otra cultura, a otro entendimiento, que paraliza a pensar y a buscar en el registro de su mente, hasta comprender y adaptar a sus previos conocimientos. Esa "otredad" distinta claramente nos demuestra que el "opa" es de una cultura diferente que trata permanentemente de adaptarse, asimilar los nuevos modos de vida, formas de expresión y los famosos supuestos que en el idioma original no existe, por tener los conceptos claros y precisos en la reproducción de un pensamiento que se quiera trasmitir con veracidad y confianza.
La ingenuidad del hombre precolombino se traduce así en la palabra "opa".
Ingenuidad es la condición o personalidad del ingenuo del latín ingenuus, traducible por natural, indígena, libre de nacimiento (lo que se identificaba históricamente con la condición del hombre libre por contraposición al siervo, o en algunos casos con la condición de nobleza).
Indica ausencia o falta de malicia y de experiencia, así como presencia de sinceridad, inocencia, sencillez, pureza. El idioma ancestral quechua nos muestra cinco preceptos que están en la mente de todos sus habitantes que marca la conducta humana.
Ama Suwa: No robar, (respetemos lo ajeno)
Ama llulla: No mentir (decir siempre la verdad)
Ama Q'' ella: No seas ocioso ni perezoso. (Trabajemos juntos)
Ama Map"a: No seas inmoral con tu cuerpo ni con el cuerpo ajeno.
Ama Ñeq"e: No decapitar, no matar.
Esta conducta tan natural en el ser humano precolombino conmovió a los conquistadores que llegaron con otras costumbres (más alla de sus preceptos), poniéndo a los nativos en una situación de opas o ingenuos. Resignificar palabras estigmatizadas de uso natural en un pueblo, ayuda a fortalecer nuestra identidad de la América India, América Negra, América Mestiza, en suma de toda Latino América.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia