La relación entre las mediciones de lluvia caída y los daños que se producen con las tormentas genera dudas e interrogantes. Esta situación obliga a pensar si es suficiente contar con un único pluviómetro oficial instalado en el extremo sur de la ciudad para medir las precipitaciones de todo el territorio capitalino.
Un pluviómetro es un instrumento para registrar la cantidad de lluvia que cae en un lugar y en un espacio de tiempo determinados. Sus mediciones permiten al Estado, a través de sus diferentes organismos, tomar decisiones y establecer acciones.
En el caso de Salta, la única estación meteorológica que hay en la ciudad es la que funciona en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes. Allí el pluviómetro controla diariamente el agua de lluvia, pero solo en la zona sur. El centro, norte, este y oeste quedan sin números fehacientes.
En diálogo con El Tribuno, el meteorólogo Ignacio Nieva explicó que "en caso de lluvias intensas se encuentran fuertes diferencias, aún entre sitios cercanos. Pero esto depende del tipo de nube de la cual proviene la precipitación".
Ignacio Nieva METEORÓLOGO "Los fenómenos meteorológicos no se pueden impedir pero sí podemos defendernos con un aviso previo y alerta a tiempo. Por eso, sería importante contar con una red de monitoreo que conecte distintos puntos de la ciudad".
El especialista consideró que sería de suma importancia contar con instrumentos en diferentes puntos a través de una red de monitoreo automático para poder alertar y actuar a tiempo. "Lo más elemental sería hacer una cruz y en cada punto colocar un instrumento", manifestó Nieva.
Teniendo en cuenta que las condiciones para instalarlos establecen que el lugar sea despejado, es decir, que los edificios o los árboles no estén excesivamente cercanos para que la precipitación pueda ser recibida sin interferencias, un lugar sugerido por Nieva sería el Aeroclub.
"Se necesita que la información esté rápidamente disponible, es decir, en tiempo real. Lo que se mide en las estaciones meteorológicas se mide a las 9 de la mañana, es decir, cada 24 horas", explicó el especialista.
Nieva indicó que el parámetro establece que 6 milímetros de agua por hora ya es una lluvia intensa. Un milímetro es igual a un metro de agua por metro cuadrado. Poder contar con información precisa en diferentes puntos "permitiría que ante una lluvia fuerte se puedan cruzar datos para ir abriendo el paraguas", aseveró.
"Los fenómenos meteorológicos no se pueden impedir pero con un aviso previo y alertando a tiempo podemos defendernos de sus efectos", concluyó el especialista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 8 meses

Tengo un pluviómetro en casa y hay grandes diferencias con El Aybal. Parte es por la diferencia en calidad e instalación de uno y otro pero otra es por la tremenda diferencia de lluvias que hay. Supongo que uno en el Aeroclub darái más parecido al de casa.

Vicente Leo
Vicente Leo · Hace 8 meses

El Tribuno se equivocó. Donde dice: "Un milímetro es igual a un metro de agua por metro cuadrado" debe decir: Un milímetro (en la altura del agua del Pluviómetro) es igual a un litro de agua por metro cuadrado. Otro grosero error es afirmar que una precipitación de 6 mm es una lluvia intensa, cuando corresponde a una moderada. Una lluvia muy fuerte equivale a entre 30 mm y 60 mm. Una torrencial es aquella que supera los 60 mm.


Se está leyendo ahora