La decoración del hogar es muchas veces una cuestión de actitud. Encarar la tarea de añadirle a la casa detalles que hablan de nosotros, de nuestros gustos y preferencias no requiere más que la energía de un envión inicial. El resto, llega a fuerza de inspiración y pinceladas. El abanico de posibilidades es amplísimo, y no hace falta tener conocimientos previos sobre estilos ni técnicas complejas.
María Eugenia Daher da testimonio de ello. Esta salteña -docente de gimnasia especial de profesión-, ha logrado hacer que su casa en barrio Portal de Güemes (Manzana 99, Casa 5) se distinga de entre todas las demás por los detalles de pintura que le fue incorporando a la vivienda. La base de sus creaciones consiste en emular, con pacientes trazos, la textura del ladrillo visto, la laja y la madera.
María Eugenia se define como artesana por convicción. "Trabajo con todo tipo de materiales, como palets y botellas. Además hago muñecos soft, tejidos, carpintería... El punto de partida de mis trabajos suele ser el reciclaje", precisó.
Sobre los detalles de decoración con pintura que le fue incorporando a su casa señaló: "Adentro trabajé una pared imitando el ladrillo a la vista. Afuera, en el jardín, hice imitación de la piedra laja. Mi abuelo era pedrero y vendió gran parte del material con el que se hizo el Monumento a Güemes. Así que este trabajo me trajo particularmente añoranzas de mi infancia", contó.
Otro toque de rusticidad que María Eugenia le incorporó a su casa fueron los marcos de las puertas, que pintó simulando vigas de madera.
Todos los detalles están realizados con pintura de látex (para interior y exterior) y esponja y pincel. "Utilizo materiales muy económicos; pinceles de todas las medidas y esponjas que son descartes de la cocina. Soy regasolera en ese sentido, y los resultados se ven igual", remarcó.
A algunas puertas y muebles, por ejemplo, les añadió un aspecto antiguo mediante la técnica del decapé.
Daher se lanzó a pintar de manera autodidacta. Dice que siempre canalizó su pasión por el dibujo y las manualidades en su propia casa y que las ideas decorativas son propias. "Soy de esas mujeres de antes, que se dedicaban mucho a sus casas. Para mí es una satisfacción ver cómo mi primer casa propia va adquiriendo el estilo que le imprimen mis propias manos. Además, pintar para mí es una terapia".
decoracio1.jpg
 Detalle del muro simil ladrillo a la vista.
Detalle del muro simil ladrillo a la vista.
decoracio2.jpg
<div>La deco simil laja realizada en el patio de la vivienda, y las vigas creadas para enmarcar la puerta. . </div><div><br></div>
La deco simil laja realizada en el patio de la vivienda, y las vigas creadas para enmarcar la puerta. .

decoracio3.jpg
<div>Una puerta renovada con la técnica de decapé.</div><div><br></div>
Una puerta renovada con la técnica de decapé.

decoracio4.jpg
<div>Finalmente, un mueble totalmente pintado a mano, añejado y con originales detalles de vajilla dibujada.</div><div><br></div>
Finalmente, un mueble totalmente pintado a mano, añejado y con originales detalles de vajilla dibujada.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora