Héroes anónimos son aquellos que salvan vidas sin pedir nada cambio. Es el caso de dos operadores de Emergencias, quienes lograron asistir rápidamente a una bebé y preservar su vida.
Los protagonistas son José Filomarino y Antonio Bayón, dos operadores de la subsecretaría de Prevención y Emergencias. Mientras realizaban su recorrido de rutina por el cerro San Bernardo, se toparon con una familia desesperada porque su bebé de un año no podía de respirar.
Los agentes le aplicaron primeros auxilios y con maniobras de Heimlich, que es la técnica para desobstruir el conducto respiratorio de los bebés, lograron reanimar a la pequeña.
Luego acompañaron a la bebé al hospital San Bernardo desde donde, tras verificar que se encontraba fuera de peligro, fue derivada al hospital Materno Infantil para quedar en observación.
Aparentemente la niña había ingerido un elemento extraño que le impedía respirar con normalidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...