Unos 15 minutos aproximadamente declaró ayer Gustavo Herrera, imputado por homicidio doblemente calificado por la relación de pareja preexistente entre las partes y por mediar violencia de género, en perjuicio de Gabriela Surita, la joven de 21 años asesinada con un bloque de cemento en la cabeza en Villa Lavalle. Previo al relato del acusado, su defensor, el doctor Daniel Luna, pidió que las partes no realicen ninguna pregunta, solicitud que fue aceptada por la jueza Norma Beatriz Vera.
Después de negarse a declarar en el primer día, ayer Herrera confesó el crimen de Gabriela Surita -como lo había hecho en su declaración escrita-, sin negar los detalles del mismo acerca de que mató a la joven madre con un bloque de cemento. Según el autor del aberrante crimen, esa noche la situación se le fue de las manos en un momento en que ambos estaban drogados, perdidos por el alcohol y la droga (pasta base) que habían consumido. Durante el testimonio las partes respetaron a rajatablas el pedido de la defensa y no interrumpieron ni formularon preguntas al imputado.
La jornada de ayer fue importante también porque en el banquillo de la Sala IV del Tribunal de Juicio se sentaron como testigos Jimena Choque, una de las íntimas amigas de la víctima; Silvia Córdoba, madre de Jimena. Ambas contaron lo sucedido la noche del 1 de julio en villa Lavalle, donde Gabriela Surita y Gustavo Herrera habían estado viendo un partido de fútbol entre las selecciones de Argentina y Chile. Otro de los testigos que prestó declaración fue el hermano de la víctima. Todos los testimonios fueron muy importantes, en una causa enmarcada por la violencia de género.
En el juicio unipersonal que se extenderá hasta el 11 del corriente mes, la defensa del imputado está a cargo de los letrados Daniel Adolfo Luna y Miguel Ángel Fernández. Mientras que como parte querellante en la causa están las doctoras María Saldaño Abdo y Jacqueline Cobos. En representación del Ministerio Público Fiscal está el abogado Pablo Paz.
La autopsia
Desde hoy las audiencias de debate que se desarrollan en la Sala IV del Poder Judicial comenzarán a las 13.
En este día se espera la declaración de seis testigos, entre los que se destaca la presencia de los profesionales de la salud que estuvieron a cargo de la autopsia del cadáver de Gabriela Surita.
En su declaración los médicos suelen dar detalles del trabajo realizado en el cuerpo de la víctima acompañando sus relatos con imágenes.

Letrados de DDHH de la Nación, presentes
En la audiencia participa desde ayer Gastón Casabella. En la audiencia de debate por el homicidio de Gabriela Romina Surita participa en calidad de "amicus curiae" (amigos del tribunal) y en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, el letrado Gastón Casabella. La figura fue admitida para ofrecer aportes en cuestiones atinentes a violencia de género.
La figura del "amicus curiae" consiste en presentaciones que pueden realizar terceros ajenos a una disputa judicial -pero con un justificado interés en la resolución final del litigio-, a fin de expresar sus opiniones en torno a la materia, a través de aportes de trascendencia para la sustentación del proceso judicial. La decisión sobre la admisibilidad queda, generalmente, en manos del tribunal, que en este caso no recibió ninguna negativa de las partes, sobre todo de parte de los defensores del imputado, Gustavo Herrera, quienes se podrían haber negado al "amicus curiae".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 10 meses

TODO ES POR CULPA DE LA DROGA


Se está leyendo ahora