Devotos del Señor y la Virgen del Milagro que hace años dan testimonio de su fe. Otros, también creyentes, se predisponen a hacer un particular sacrificio en el tiempo del Milagro. La mayoría lo expresa caminando junto a otros, pero hay otros quienes llegan en bicicleta o, por ejemplo, cabalgando.
Los peregrinos son los que, con sus cientos de kilómetros encima, envuelven a los salteños con una mística diferente, un testimonio de fe distinto al que comúnmente se ve, invitando a ser solidarios por aquel que viene de la Puna, de los Valles Calchaquíes o incluso de otros provincias por su fe. Más allá de la creencia, las condiciones climáticas, del terreno y las horas de caminata acumuladas pasarán factura al cuerpo. En sí, la máquina que los hará cumplir su misión como fieles creyentes. El Tribuno consultó con referentes de diversas áreas para dar algunas recomendaciones. También, sobre los servicios que ofrecerán a los peregrinos que arriben a la ciudad, grupos de voluntarios de colegios de profesionales o fundaciones.
Alicia Soriano es médica en el hospital Doctor Cayetano Pagano, de San Antonio de los Cobres. También es la presidenta de la comisión organizadora del grupo Peregrinos de la Puna, que inició su descenso con el grupo de Tolar Grande y que partirán de San Antonio de los Cobres este domingo 11.
Alicia resaltó dos aspectos fundamentales: la hidratación y evitar perder energía calórica.
peregrino-pag-8.jpg
Infografía: José Serrudo
Infografía: José Serrudo
"Hidratarse significa tomar agua, de a sorbos, durante todo el trayecto a pesar de que no sienta sed", señaló la médica, y el consejo es primoroso ya que, por ejemplo, los que descienden desde de la Puna hasta la ciudad transitarán días con mucha amplitud térmica. De día, con el sol la temperatura subirá, mientras que por la noche la temperatura descenderá estrepitosamente hasta 12 grados bajo cero, según el trayecto.
La temperatura define también la ropa que se usará, que principalmente debe ser cómoda, floja al cuerpo y adecuada a las temperaturas, que como se sabe, serán variables.
También hay que armar las mudas de ropa, según los días de caminata.
El calzado de ninguna manera tiene que ser nuevo. En la medida que se pueda tienen que ser zapatillas deportivas, pero tienen que ser cómodas, si se puede con cámara de aire, con buen agarre para no resbalar, son algunas de las recomendaciones que da el sitio de Peregrinos de la Puna en Facebook.
Durante la caminata, "siempre será importante, además de la hidratación, tener alguna colación que permita mantener las calorías. Puede ser alguna fruta, por ejemplo", explicó la medica.
Jorge García, es runner profesional hace 14 años y trabaja en el Servicio Penitenciario de Salta. Jorge recomendó que además del agua, "las frutas son importantes como colación a media mañana o a durante al tarde. Una manzana, naranja ó incluso una banana. Ésta última no la recomiendo a la noche porque es más difícil de digerir".
Liliana Pastor es kinesióloga y fisioterapeuta, recomendó "comer pequeñas porciones de frutos secos (pasas de uva o nueces) para reponer energía durante el trayecto de las caminatas".
Jorge García, que tiene experiencia en carreras por la montaña, también resaltó la importancia de tener una remera de recambio "porque cuando uno camina por varias horas transpiras. Si te enfrías con eso remera puesta, le hace mal al cuerpo".
Todos coincidieron en llevar gorras con visera por el sol, protector solar y también varias medias de algodón para hacer recambio. "Los pies transpiran y para evitar lesiones, hay que cambiarse", explicaron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora