Hillary Clinton se impuso en las primarias de California, una victoria emblemática que la reafirmó como candidata del Partido Demócrata en la carrera hacia la Casa Blanca, un hito histórico para las mujeres en EEUU, que fue saludado por el presidente Barack Obama.
"Gracias a ustedes hemos alcanzado un hito. Por primera vez en la historia de nuestra nación una mujer será la candidata de un partido importante", dijo Clinton ante una multitud de fervientes seguidores en su feudo en Nueva York.
"Esta victoria no es de una sola persona, pertenece a una generación de hombres y mujeres que han luchado, se han sacrificado y han hecho posible este momento", que se inscribe en la larga historia del avance de los derechos de las mujeres y de las minorías, precisó.
Clinton ofreció una rama de olivo a su rival en la justa demócrata Bernie Sanders, quien aclaró poco después que no abandonará la carrera.
"Quiero felicitar al senador Sanders por su extraordinaria campaña", dijo la candidata, deseosa de unir a su bando a los entusiastas jóvenes que lo siguen, con miras a los comicios de noviembre.
"Su campaña, su vigoroso debate a favor del aumento de los ingresos, la reducción de la desigualdad y una movilidad en ascenso han hecho mucho bien al partido Demócrata y a Estados Unidos", indicó.
El triunfo de Clinton 2.383 delegados es la cifra que alcanzó Hilary sobre su rival Bernie Sandres en Nuevo México y Montana.
Sin embargo, Sanders dijo poco después en California que "vamos a luchar duro para ganar la primaria en Washington", refiriéndose a la última votación interna el próximo martes en la capital estadounidense. "Y entonces llevaremos nuestra lucha por justicia social económica, racial y ambiental a Filadelfia", agregó, en alusión a la ciudad donde se efectuará en julio la convención demócrata que debe nombrar formalmente al candidato presidencial. El presidente Obama, que hasta ahora se había mantenido a raya de la disputa interna demócrata, llamó por teléfono a ambos candidatos.
Obama "felicitó" a Clinton por haber "asegurado" la investidura, que logró con una "campaña histórica", y agradeció a Sanders por haber "energizado a millones de estadounidenses" con su mensaje de lucha contra la "desigualdad económica".

Municiones contra Trump

El triunfo de Clinton se dio con la banda sonora de miles de sus seguidores que gritaban su nombre, divididos entre el alivio, la emoción y la alegría.
"Si los estadounidenses no la eligen será una vergüenza", dijo casi entre lágrimas la obstetra Ellen Landsberger, que lucía una camiseta con la inscripción "El lugar de una mujer es en la Casa Blanca". Clinton, de 68 años, dedicó parte de su discurso a su próximo contrincante, el virtual candidato republicano, el magnate neoyorquino Donald Trump.
"Está claro que Donald Trump no cree que unidos somos más fuertes (...) Quiere ganar atizando miedo y restregando sal en las heridas. Y recordándonos diariamente lo grande que es", dijo con una risa burlona. Exprimera dama, exsenadora y exjefa de la diplomacia estadounidense, Clinton marcó su reivindicación, exactamente 8 ños después de ceder la nominación presidencial al entonces senador Obama. La candidata ganó en Nueva Jersey, Nuevo México, Dakota del Sur y California, cuatro de los seis estados que celebraron primarias el martes pasado. Su victoria en California, el estado más poblado de EEUU, tuvo un carácter emblemático y le permitirá llegar a la convención partidaria con más fuerza.

La gran carrera a la final

Aunque todavía restan las designaciones oficiales, Trump y Hillary ya están en carrera hacia el sillón de la Casa Blanca.
Después de las primarias, ya concluidas a efectos prácticos, comienza la verdadera carrera por la Casa Blanca. Las últimas primarias de 2016 serán el 14 de junio en la capital Washington DC, aunque solo para los demócratas. Tras una pequeña pausa de verano durante el caluroso mes de agosto. A partir de septiembre arrancará con total intensidad. El único debate entre los dos futuros candidatos a la vicepresidencia será el 4 de octubre en Virginia. El presidente número 45 de EEUU será elegido en las urnas el martes 8 de noviembre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora