Hillary Clinton presentó los ejes de su programa para llegar a la Casa Blanca, con un mensaje de optimismo y promesas de crecimiento económico, en contraste con el panorama lúgubre presentado por el republicano Donald Trump.
Al fin de los cuatro días de la Convención Nacional Demócrata, Clinton se convirtió el jueves en la noche en la primera mujer en alcanzar una candidatura presidencial por uno de los principales partidos en la historia política de EEUU.
Inclusive su adversario en la disputa interna, el senador Bernie Sanders, saludó la "hazaña histórica" de Clinton al conseguir ser la abanderada demócrata para las elecciones.
Clinton prometió un gobierno en que la prioridad absoluta estará en la recuperación económica, en especial de los sectores más desfavorecidos. No escondió que "hay mucho por hacer", y apuntó que "hay mucha desigualdad, poca movilidad social, mucha parálisis en Washington y muchas amenazas tanto internas como en el exterior".
Sin embargo, añadió, Estados Unidos tiene "la gente más dinámica y diversa en el mundo. Tenemos los jóvenes más tolerantes y generosos que jamás hemos tenido", así como "valores duraderos: libertad e igualdad, justicia y oportunidad".
Por ello, "no dejen que nadie les diga que nuestro país está fragilizado. No lo estamos".
Clinton formuló un llamado a que "miremos el futuro con coraje y confianza. Construyamos un mejor mañana para nuestros niños y nuestro país. Y cuando lo hagamos Estados Unidos será más grande que nunca".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora