La candidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton , tuvo que abandonar hoy súbitamente el acto por los atentados del 11 de septiembre de 2001 tras sentirse indispuesta. La noticia llega en momentos en que corren rumores sobre su estado de salud, versiones que algunos explotan como arma para debilitar su campaña.
Embed
Clinton asistía esta mañana a la ceremonia de evocación de los ataque del 11 de septiembre de 2001, en Nueva York, cuando, de pronto, tuvo que abandonar el acto, asistida por una ayudante que la tomaba del brazo.
'La señora Clinton se ha sentido afiebrada y tuvo que abandonar la ceremonia. Se dirigió a la casa de su hija (en Nueva York ) y ahora se siente mejor', sostuvo, luego, un comunicado de campaña.
Son estos días de calor en la Costa Este. Pero la noticia del malestar de Clinton no ayuda a su campaña, en momentos en que circulan rumores sobre su estado de salud.
Incluso su adversario republicano, Donald Trump , ha explotado esas dudas.
Medios de prensa se hicieron eco de esas dudas ante los recurrentes ataques de tos que tiene la candidata. Muchas veces da muestras de ahogo y debe pedir un vaso de agua antes de seguir hablando.
Embed
Asesores de la campaña demócrata por la persidencia de EEUU aseguraron que la señora Clinton, de 70 años, tiene excelente estado de salud.
Lo ocurrido hoy es la mayor muestra de debilidad física por parte de Clinton desde que empezó la campaña.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora