Nicolás Hirtz y Alvaro Ulloa, comparten desde las 9, las oficinas del Inadi Salta.
El primero, delegado desde 2012, recibió el lunes 15, vía electrónica desde Buenos Aires, un pedido de renuncia al cargo, que no aceptó por la forma y porque nada dice sobre su continuidad laboral ni sobre la eventualidad de un concurso para ocupar el cargo. El segundo fue recientemente nombrado para conducir el organismo.
Esta mañana, pasadas las 8, Alvaro Ulloa, llegó a la sede de la calle Balcarce, pero debió esperar afuera hasta las 9, cuando comienza la atención en el Inadi. A esa hora, llegó Hirtz, y juntos se dirigieron a las oficinas, adonde se encuentran trabajando desde entonces.
La confusión se prolonga y de acuerdo a los dichos de Hirtz, "en Buenos Aires no contestan por ninguna vía".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora