El papa Francisco recibió ayer en el Vaticano con un abrazo fraternal al imán Ahmed al Tayeb, de la mezquita Al Azhar de El Cairo, primera autoridad del Islam sunita, una reunión considerada histórica tras diez años de tensiones.
"Este encuentro es un mensaje de por sí", le dijo el Papa argentino al despedirse con un abrazo al importante líder religioso, con el que se reunió por primera vez en el Vaticano, en su biblioteca privada del Palacio Apostólico.
Esta reunión entre el jefe de la Iglesia católica y el influyente líder musulmán es considerada histórica y cierra diez años de tensiones entre la Santa Sede y la Universidad de al Azhar, la institución más importante del Islam sunita.
El imán de entonces de Al Azhar fue una de las autoridades religiosas musulmanas más críticas con las palabras del papa alemán, que consideraron un insulto y una distorsión del islam.
"Fue un encuentro cordial, que duró 30 minutos", explicó el Vaticano en un comunicado oficial que precisa que en él se abordaron temas como "el compromiso de las dos grandes religiones por la paz en el mundo, el rechazo a la violencia y al terrorismo".
El encuentro ocurre cinco años después de que la institución con sede en El Cairo congelara relaciones con Roma en protesta por declaraciones hechas por el entonces papa Benedicto XVI.
Benedicto XVI había pedido más protección a los cristianos en Egipto después de que un atentado en una iglesia copta en Alejandría dejara 21 personas muertas. Desde entonces, los ataques islámicos contra cristianos en la región han aumentado, pero el Vaticano y Al Azhar han retomado los lazos. Una delegación vaticana visitó El Cairo en febrero.
Además, hablaron por la paz y contra el terrorismo.
Tras una década de desencuentro, Francisco se entrevistó al gran imán de la universidad islámica de El Cairo Al Azhar, Ahmed al Tayeb, considerado el líder del Islam sunita.
"El encuentro es el mensaje", dijo el pontífice.
"Debemos adoptar una posición común, codo con codo, para llevar la alegría a la humanidad", afirmó el imán.
Ambas partes se comprometieron a convocar una conferencia de paz, sin dar más detalles.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora