A una semana del primer balotaje presidencial de la historia argentina, los candidatos del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, y de Cambiemos, Mauricio Macri, se enfrentarán mañana en un debate televisivo que atraerá las miradas de todos y que podría modificar la recta final de la campaña por la Casa Rosada.
Tras la ausencia del gobernador bonaerense en el primer debate de propuestas para las elecciones generales de octubre, la Facultad de Derecho de la UBA volverá a ser desde las 21:00 el escenario para la realización de "Argentina Debate" en versión balotaje.
Será un cruce mano a mano: el formato acordado prevé tiempo para que los candidatos expongan sus propuestas y tiempo para que planteen preguntas al otro candidato, por lo que esta vez el eje serán las exposiciones, preguntas, réplicas y contrarréplicas, aunque no se permitirán interrupciones.
Con Macri liderando las encuestas con un margen variable, el debate enfrentará un estilo discursivo más arriesgado por parte de Scioli con otro más conservador de Macri y el resultado del cruce podría ser determinante para la segunda vuelta electoral del domingo 22.
Además de intentar retener a los votantes que los acompañaron en las generales del 25 de octubre, ambos candidatos apuntarán sus discursos a los electores de los otros espacios: atraer el voto que se inclinó por el líder de UNA, Sergio Massa, será una de las principales metas, ya que se trata de 20 puntos porcentuales que inclinarán la balanza para uno u otro lado.
Esa hora y media de debate, que será transmitido en vivo por todos los canales de aire de alcance nacional, canales de cable de noticias y portales, dará inicio además a la última semana de campaña, ya que el próximo viernes comenzará la veda electoral.
Para subir lo más descansados posible al escenario de la Facultad de Derecho de la UBA, los postulantes a suceder a Cristina Kirchner redujeron sus actividades proselitistas en las horas previas con el objetivo de priorizar las prácticas de discurso y oratoria, así como también los simulacros de debate.
Desarrollo económico y humano, Educación e infancia, Seguridad y derechos humanos y fortalecimiento democrático serán los ejes temáticos sobre los que explicitarán sus propuestas en cuatro bloques temáticos, aunque habrá un quinto para el cierre de cada uno a modo de conclusión.
Para contar sus propuestas y atraer al electorado, los candidatos del Frente para la Victoria y de Cambiemos sólo podrán contar con su memoria, ya que no tienen permitido subirse al escenario con objetos, documentos, apuntes, teléfonos, libros, diarios, revistas ni ningún otro elemento físico al evento.
El diseño de la escenografía contempla que los candidatos estarán parados con un atril y un asiento alto en el set principal, de manera equidistante entre ellos y centrados en el plano general: por sorteo, en el lado izquierdo visto desde la audiencia estará Scioli y en el derecho Macri.
Iluminación, maquillaje, peluquería, ubicación, escenografía, música y demás detalles de las reglas de juego fueron acordados por la ONG Argentina Debate con los equipos de campaña del Frente para la Victoria y Cambiemos, por lo que nada estará librado al azar en un cruce que puede ser decisivo para la elección del próximo Presidente de los argentinos.
Cómo serán las reglas
El formato y las reglas de juego en el debate entre Daniel Scioli y Mauricio Macri fueron acordados luego de varias reuniones entre representantes de ambos frentes y, a diferencia de la primera vuelta electoral, en esta ocasión habrá repreguntas, aunque no se permitirán interrupciones.
- Los candidatos intercambiarán sus propuestas en torno a cuatro ejes, divididos en bloques temáticos: desarrollo económico y humano, educación e infancia, seguridad y derechos humanos, y fortalecimiento democrático.
- Por sorteo ante escribano público se definió que Macri será el primero en exponer sus propuestas y Scioli tendrá a cargo el cierre del debate.
- El debate prevé tiempo para que los candidatos expongan sus propuestas y tiempo para que planteen preguntas al otro candidato, por lo que el eje serán las exposiciones, preguntas, réplicas y contrarréplicas.
- Cada candidato tendrá dos minutos para desarrollar un tema y, transcurrido ese plazo, el que no exponga tendrá un minuto para hacerle una pregunta o un planteo: habrá entonces otros 60 segundos para la respuesta y otros dos minutos para una repregunta y una nueva réplica.
- No se permitirán interrupciones ni de los moderadores ni de los otros candidatos: cada candidato y cada moderador contará con un micrófono principal y uno de respaldo que serán activados sólo durante el momento de intervención/exposición.
- El cierre tendrá una introducción general a cargo del moderador y cada candidato tendrá dos minutos para hacer un cierre libre antes del saludo entre ellos.
- El diseño de la escenografía contempla que los candidatos estarán parados con un atril y un asiento alto en el set principal, de manera equidistante entre ellos y centrados en el plano general. Por sorteo, en el lado izquierdo visto desde la audiencia estará Scioli y en el derecho Macri.
- Los candidatos no podrán llevar objetos, documentos, apuntes, teléfonos, libros, diarios, revistas ni ningún otro elemento físico al evento, y no podrán mostrar gráficos, antecedentes, láminas, ni otros elementos. La producción colocará a disposición de los candidatos en cada lugar de hojas en blanco y una lapicera. Asimismo, se brindará el minuto a minuto del evento como guía adicional.
- La iluminación será la misma para todos los candidatos y la producción proveerá de maquillaje y peluquería tanto para los candidatos como para los moderadores.
- Tal como ocurrió en la pasada edición del debate presidencial, los moderadores serán Rodolfo Barilli, Luis Novaresio y Marcelo Bonelli.
- El duelo entre Scioli y Macri comenzará a las 21:00, durará una hora y media y será transmitido en vivo por todos los canales de aire de alcance nacional, canales de cable de noticias y portales.
- Las tomas de cámara estarán orientadas a centrar la atención de la audiencia en las intervenciones de cada candidato o moderador al momento de su intervención/ exposición los cuales serán captadas en plano medio y forma exclusiva.
- La Dirección Nacional Electoral ordenó suspender la publicidad de campaña en medios audiovisuales entre las 21:00 y las 22.30, mientras se esté transmitiendo el debate, con el objeto de "no alterar la neutralidad durante el transcurso del mismo".
- Argentina Debate reservó unas 120 butacas en el Salón de Actos para Periodistas y Medios y habrá 500 personas en el público "cuidadosamente invitadas por los candidatos y Argentina Debate".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora