La jornada de hoy es histórica para los habitantes de la localidad de Aguas Blancas: por primera vez sesionará el Concejo Deliberante local.
Luego de años de pelear por la municipalización de la localidad, lo que finalmente ocurrió en 2015, hoy será un día que los vecinos no olvidarán: empezarán ellos mismos a regir los destinos de su pueblo.
El acto de apertura de las sesiones está previsto para las 18 en el edificio donde funciona la Municipalidad, sito en calle 20 de Febrero.
El flamante Concejo está compuesto por tres ediles, todos pertenecientes al Partido Justicialista.
Hay un dato más que relevante: dos de ellos son mujeres: Miriam Contreras de Mendoza, la actual presidenta, y Vanesa Mancilla. Un dato no menor si se tiene en cuenta que se trata de una localidad del interior, donde la mujer suele ser aún más rezagada, tanto en derechos como en oportunidades.
Las acompañará el concejal Luis Saiquita. Durante la sesión de hoy se elegirán las nuevas autoridades y se asignarán las distintas comisiones de trabajo en las áreas de acción social, obras públicas, bromatología, cultura y deporte, entre otros.
Además, el intendente de Aguas Blancas, Sergio Oliva, presentará un informe de los primeros 3 meses de su administración.
También se establecerán los días y horarios de las sesiones del cuerpo legislativo.

Día histórico

En diálogo con El Tribuno, la flamante concejala Vanesa Mansilla expresó la ansiedad con la que vive esta jornada crucial no solo para la localidad, sino también para las mujeres de Aguas Blancas.
"Estamos todos muy ansiosos por la apertura de las sesiones. Es una jornada histórica para nosotros como comunidad y para las mismas mujeres de la región. Hoy puedo decir que tenemos la misma igualdad de oportunidades. Las mujeres logramos grandes conquistas y el ámbito de la política no es ajeno a ello", señaló Mansilla.
Con respecto a la labor parlamentaria, afirmó que está "dispuesta a trabajar para que se hagan bien las cosas y dejar atrás el postergamiento que vivieron en el pasado.
"Antes éramos considerados como un simple barrio de Orán. Hoy eso cambió. Recibimos la noticia de la municipalización con una alegría enorme. Hay muchas cosas por hacer", afirmó la legisladora municipal.
Entre los principales desafíos que tiene el pueblo en cuanto a obra pública y servicios, Mansilla destacó la necesidad de pavimentar las calles y ampliar el centro de salud local para albergar a profesionales de todas las especialidades, un reclamo de los vecinos que lleva ya varios años.
Otra deuda está relacionada con la construcción de viviendas y de un terciario para que los jóvenes que quieran seguir una carrera no deban viajar hasta la ciudad de Orán, con el gasto que ello significa.
Entre las primeras medidas, Masilla adelantó que el primer proyecto que tratará hoy el Concejo será el del ordenamiento tributario del municipio, con la reglamentación del código tributario local.
Sin duda, será una jornada que no pasará desapercibida para los vecinos de Aguas Blancas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora