Es la Confederación Sudamericana de Fútbol, la famosa Conmebol, situada en las afueras de Asunción de Paraguay. Las copas descansan en el museo del fútbol entre el lujoso hotel Bourbon de la mencionada entidad y el edificio principal. Acá, entre los prestigiosos trofeos de Libertadores, Sudamericana, Recopa, Supercopa, Interamericana e Intercontinental, más las dos copas del Mundo, pilotos, equipos técnicos, organización y periodistas se acreditan, hacen revisaciones técnicas (y de salud) antes de partir a la Argentina.
Por allí pasan todos y como si fuesen alumnos del colegio de visita a un museo, el equipo principal de Honda Racing Corporation va en grupo, dirigido por Martino Bianchi, su director. Ellos reconocieron a El Tribuno que sin Kevin Benavides, todo será más difícil.
Con caras de pocos amigos, tras un largo viaje desde Europa, a los pilotos no les gusta pasar delante de las cámaras y apenas se saludan con sus colegas. Aprovechan para beber y comer algunos sandwichs, mientras su jefe de prensa les pide que se dirijan a dialogar unas palabras con integrantes de Honda Brasil, que esperan afuera con una moto de exhibición. "Ve Paulo (Gonçalves), solo te tomará un minuto, lo prometo", ruega un integrante del team. Joan (Barreda Bort), también esperan por tí", dice en un español bien marcado.
Es obvio que las verificaciones previas y el formalismo no les gusta porque sus cabezas están en otra cosa: las doce etapas de este 39° Dakar. Algunos medios se acercan y consultan si pueden entrevistarlos. La respuesta mayormente es "luego". La situación es diferente con El Tribuno al tratar con los motociclistas Barreda Bort y Gonçalves, solo por mencionar a alguien que Salta extrañará: Kevin Benavides. Sus rostros cambian, se percibe a simple vista que ellos también lamentan su ausencia.
El primero en hablar del salteño fue Barreda: "Hemos trabajado muy bien durante el año con él, lo he notado muy fuerte. Es una lastima porque para Honda hemos perdido muchas ilusiones que teníamos con Kevin. Ahora darle animos, fuerzas y es momento de recuperarse para volver con más fuerzas aún".
El español dijo que Benavides estará en un tramo del Dakar haciendo la logística y festejó que ayude desde afuera: "Estuvimos con Kevin estos días, nos acompañará en Tucumán y para nosotros es muy importante que esté con el equipo".
Finalmente, Barreda Bort, que intentará tomarse revancha tras no haber terminado el Dakar pasado, dijo que se tiene fe: "Hace tiempo venimos haciendo muy bien las cosas, pero tuvimos problemas con el motor y poco se puede hacer en ese aspecto. Ahora hemos trabajado en ese sentido y esperemos que no haya problemas".
El otro en dejarle unas palabras a Benavides fue el portugués Gonçalves: "Es verdad que perdimos un piloto muy importante, Kevin estaba muy bien preparado y lo iba a hacer muy bien. Sin embargo va a tener muchas oportunidades por delante, es joven, muy talentoso y espero que se recupere pronto. Deseo que vuelva lo antes posible, para junto a nosotros intentar poner a Honda lo más arriba posible".
Paulo imagina que aunque no esté el salteño, Honda es favorito: "El equipo sigue trabajando, tiene varias opciones y vamos a intentar ganar".
La baja de Benavides también caló hondo en el resto del staff de HRC. En off, varios de sus integrantes expresaron que Kevin era la gran figura del equipo. "Da bronca que se lesionó en los entrenamientos previos, pero él quería estar en plenitud, lo estaba y lo que le sucedió le puede pasar a cualquiera. No es que se golpeó la mano sentado en su casa, sino brindándose al máximo y lo valoramos mucho. Él sabe que de nuestra parte tiene su apoyo", contó uno de los encargados de la compañía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...