*

Hospitales: 80% de los pacientes podría atenderse en las salitas
"El 80% de las consultas que se reciben en los hospitales pueden ser resueltas en un centro de salud, y hoy eso es al revés", afirmó el ministro de Salud de la Provincia, Roque Mascarello. Esa cartera ya delineó los cambios para poner en marcha el "Fortalecimiento del Primer Nivel de Atención".
El funcionario sostuvo que la idea es descomprimir los hospitales. Quieren que las salitas contengan la demanda sanitaria, un proyecto que despertó dudas por la falta de infraestructura. El nuevo plan, informaron, busca además dotar de mayor calidad y capacidad de respuesta a los centros de salud, y de jerarquizar el sistema unificando áreas sin que desaparezca el trabajo propio de la estrategia de la Atención Primaria de la Salud (APS). Seis meses es el plazo para poner en marcha estas modificaciones.
"¿Cuántas de esas consultas deberían resolverse en los hospitales", se preguntó Mascarello. La propuesta consiste en dividir los centros de salud nodos y sus salitas dependientes o de menor complejidad en dos grandes zonas. Cada una de estas áreas operativas tendrá como cabeceras un hospital: uno será el hospital Materno Infantil y el otro el Papa Francisco.
Mascarello aseguró que se redistribuirá el personal de APS, pero que "el trabajo y la estrategia de prevención que tiene ese sector continuará. De ninguna manera se quiere eliminar o sacar la estrategia de Atención Primaria de Salud de la comunidad". Dijo que también se refuncionalizarán los centros de salud nodos, los cabeceras, para dar respuestas a las demandas de los vecinos en un nivel de complejidad intermedia. "Sí o sí serán la visita obligada antes del llegar al hospital", agregó
Del hospital Materno Infantil dependerán los nodos Primavera, Castañares, Centro. Entre estos convergen 29 centros de salud de menor complejidad.
Con el hospital Papa Francisco se vincularán los nodos Manjón, Intersindical, Lavalle y Solidaridad. Entre ellos se agrupan 28 centros de salud de menos complejidad.
grafico salud.jpg

Los gremios y sus inquietudes

Por los cambios, el martes el ministro se reunió con los referentes de los gremios Apsades, ATE, UPCN y del Primer Nivel de Atención, que junto a sus trabajadores permanecían en estado de alerta y movilización. Oficialmente se les comunicó de los cambios que se emprenden y se descartó, frente a ellos, que la estrategia o el trabajo de los que integran el Primer Nivel de Atención sea disuelto o erradicado.
Los gremios están a la expectativa, pero ven con buenos ojos que el propio ministro los haya invitado a formar parte de una comisión para que se implementen los cambios.
Norma Tejada, referente en el área salud de ATE, dijo que esperan iniciar esta semana encuentros junto al ministro de Salud y su asesor, el médico Rafael Espinosa. "En la reunión el ministro nos aseguró que no se despedirán trabajadores y que se va a respetar la carga horaria de cada administrativo. Al parecer, lo que desaparece es la supervisión intermedia", comentó Tejada. Agregó que este cambio en la organización del sistema de APS ya se lo quiso realizar dos veces en un período de 10 años y ambos fracasaron. Desde ATE plantearon dudas de cómo se redistribuirá el personal de la dirección y también si este cambio, en vez de descomprimir los hospitales, no los sobrecargará.

Las críticas

Desde Apsades, Graciela Aquere expresó su preocupación por los cambios. "Nos invitaron a participar de esta comisión de trabajo, lo que nos pareció muy bueno. También nos aseguraron que no se iban a perder fuentes de trabajo", dijo la gremialista. Dijo que hoy los gremios están como observadores atentos a los cambios y que esto ya se quiso implementar, sin suerte, en 2004.
La opinión de Aquere sobre los turnos adelantados o los que se sacarán a través de un nuevo sistema informático que unirá a hospitales cabeceras con centros de salud no les pareció una buena opción. "Le das el turno a la persona para que se haga el estudio y no vuelven. En el caso del hospital Materno Infantil, respecto del sistema de turnos nunca atienden los teléfonos y hoy hay demora de tres meses en los turnos. No sé cómo será cuando se aplique este cambio", dijo la doctora.
En la Dirección de Atención Primaria de la Salud, cuyas oficinas se encuentran hoy en Rivadavia y Adolfo Gemes, trabajan 112 personas de diversos agrupamientos entre administrativos, enfermeros, mantenimiento y profesionales.
Se estima que entre los 64 centros de salud que hay en capital suman mil los profesionales que allí trabajan.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...