Desde mañana reabrirán sus puertas dos de los natatorios con más capacidad y de mayor convocatoria de la ciudad capitalina, el Nicolás Vitale y el Juan Domingo Perón, que habían sido cerrados en la última semana de diciembre para encarar trabajos de mantenimiento de cara a lo que se anticipa como una temporada con mucho movimiento.
El Vitale es la principal piscina pública de la zona sur mientras que el Perón es uno de los ejes de la propuesta municipal en el macrocentro. Conjuntamente con el Xamena, son los balnearios clásicos de la oferta estatal. Por seguridad, el Xamena decidió cerrar el último día de 2016 y ayer, es decir, los infernales últimos dos días, los principales natatorios estuvieron con las persianas bajas.
En esos tres establecimientos no solo se reanuda la actividad normal mañana sino que también comenzarán a funcionar las colonias de vacaciones, en las que participarán 24 profesores de Educación Física capacitados por el área de Desarrollo Social de la Municipalidad. Se trata de colonias inclusivas, adonde se integrarán distintas franjas etarias -de 6 a 13 años- y en las que imperará un abordaje integral que permita la participación de chicos con alguna discapacidad.
Los controles de seguridad se extremarán a causa de incidentes sucedidos en el Xamena en las primeras semanas de diciembre. Se tendrá especial cuidado en cumplir con la prohibición de ingreso, venta y consumo de bebidas alcohólicas, y se dispensará especial atención a los cruces entre grupos antagónicos, sea por procedencia barrial o por afinidad con tal o cual equipo de fútbol.

Plan B

Los que no tienen piscinas particulares, no conocen algún propietario de tal beneficio, y por cualquier motivo no asisten a los balnearios municipales, todavía conservan otra alternativa para refrescarse: los ríos. Los preferidos son los de Vaqueros, tanto en la entrada como en el segundo puente, previo al camino a La Caldera. También se agolpan acalorados en el Río Blanco de Quijano y en San Lorenzo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora