Esta fecha fue elegida para festejar con los hermanos de sangre como así también con aquellos que elegimos a lo largo de nuestra vida. En nuestro país fue elegido el 4 de marzo, a pesar que en la mayor parte del mundo se festeja el 5 de septiembre.
El día fue propuesto por grupo de cristianos con el objetivo de honrar a Madre Teresa de Calcuta, en el aniversario de su fallecimiento.
Se busca destacar esta jornada para ver al otro como un hermano y ayudarlo como tal como lo hizo la monja católica que durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos en India y luego en otras partes del mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora