La infección genital por el Virus del Papiloma Humano (HPV), enfermedad de transmisión sexual más común en el mundo y principal causa de cáncer de cuello de útero, se transmite en mayor proporción de mujeres a hombres que de hombres a mujeres, afirmó la experta internacional Anna Giuliano, quien remarcó la importancia de la vacunación en ambos sexos para combatirla.
"La incidencia de la transmisión de HPV de mujeres a hombres es del 12,9 por ciento, mientras que de hombres a mujeres es del 5,9 por ciento", precisó la también directora del Centro de Investigación en Infecciones de Cáncer del centro norteamericano Moffit durante un seminario en Boston, del que participó Télam.
Si bien se creía que los hombres eran los principales transmisores del virus, Giuliano enfatizó que no es así, aunque "lo que sí es cierto es que la prevalencia de HPV es mayor en hombres que en mujeres y no varía con la edad".

¿Te vacunaste para prevenir el...
"A medida que los hombres envejecen tienen mayor riesgo de contraer nuevas infecciones por HPV, situación totalmente inversa en mujeres, que a medida que envejecen tienen mucho menos riesgo de enfermar", apuntó en diálogo con Télam.
La especialista remarcó que en los Estados Unidos los casos de infecciones por HPV "están subiendo significativamente en hombres mientras que descienden en mujeres, que suelen hacerse más estudios preventivos y están vacunadas en mayor proporción".
"Si bien la vacuna contra HPV para hombres está aprobada en 80 países, sólo seis la incluyeron en sus calendarios: Australia, Estados Unidos, Austria, Israel, Suiza y Panamá, además de parte de Canadá, parte de Italia y parte de Alemania. Es sumamente importante incluirlos a los programas de vacunación para combatir la enfermedad", afirmó.
Y completo: "Necesitamos vacunar a todos los niños y niñas y completar los esquemas de vacunación sin olvidar ninguna dosis para conseguir protección contra el virus a largo plazo".
La especialista del Servicio de Ginecología del Hospital de Clínicas de Buenos Aires Laura Fleider señaló que "las personas que completan el esquema de vacunas contra el HPV disminuyen el riesgo de padecer cáncer de útero, vagina, vulva, pene, ano y orofaringe ente un 50 y un 80 por ciento y de reducir las verrugas genitales en un 90 por ciento".
"Sin embargo, la adherencia a la primera dosis es del 87 por ciento y del 58 por ciento para la segunda, por lo que hay que remarcar que si no se completa el esquema el paciente no recibe los beneficios de la vacunación o recibe beneficios limitados", enfatizó.
Silvio Tatti, director del Programa de tamizaje y vacunación para patologías del tracto genital del Hospital de Clínicas coincidió y destacó que "vacunar a hombres y mujeres aumenta la equidad de género en la prevención de enfermedades relacionadas al HPV".
"Los hombres deben tener la misma oportunidad de prevención que las mujeres. Si lográramos una cobertura superior al 80 por ciento llegaríamos a lo que se conoce técnicamente como protección de rebaño, es decir, disminuir la circulación de HPV entre hombres y mujeres", apuntó.
Existen más de 30 cepas del HPV, de las que 15 son de alto riesgo oncogénico. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cerca de 660 millones de personas están infectadas con alguna de las variantes del virus en el mundo.
En la Argentina la vacuna, que protege contra las cepas 16 y 18 y se aplica en niñas de 11 años, fue incorporada al Calendario Nacional en octubre de 2011. Si bien está también aprobada para varones de nueve a 26 años, no está todavía incluida en el Calendario.
"A los niños se los puede vacunar a partir de los nueve años, pero sería conveniente hacerlo entre los 11 y 12 para unir ambas cohortes y alcanzar mejores coberturas", concluyó Angela Gentile, jefa de la División Promoción y Protección de la Salud del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez de Buenos Aires.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    Comentá esta noticia

    

    Se está leyendo ahora