De alguna manera, el balance del paro de ayer, primero del sector docente contra el gobierno de Mauricio Macri, serviría de vara para medir la fuerza que tendrá la marcha federal convocada para el próximo 2 de septiembre.
En razón de ello, El Tribuno realizó una somera recorrida por algunas escuelas de Salta capital para detectar qué tendencias de acatamiento había y dialogar con los docentes que habían asistido a sus lugares de trabajo.
En algunas escuelas el acatamiento fue total. Tal es el caso de la escuela Mercedes Lavin de barrio Sarmiento, adonde directamente se cerraron las puertas del edificio.
Solo algunas ordenanzas asistieron para cumplir ciertas tareas de rutina y acompañar un evento que organizaba allí la Policía de la Provincia.
En barrio Santa Lucía El Tribuno visitó dos establecimientos, uno de nivel primario y otro de nivel medio.
La escuela N§ 072 registró la ausencia del 66% de sus trabajadores. Se plegaron al paro 35 de los 53 docentes de la institución, mientras que en la N§ 5,020 Prof. Néstor Palacios, se adhirieron 11 de los 31 docentes que debían concurrir a clases. En ese barrio se sintetizó una de las tendencias que finalmente se confirmó con los datos ministeriales: el paro tuvo mayor impacto en la educación primaria que en la secundaria.
Una segunda tendencia recogida fue la diferencia entre las escuelas céntricas y las de los alrededores. Mientras en las instituciones periféricas los márgenes de adhesión se encontraron por encima del 50%, en la Urquiza, la Alberdi y la Jacoba Saravia, el acatamiento estuvo en torno al 20%.
En la escuela N§ 4.002 Mariano Cabezón, de barrio Don Bosco, las docentes presentes aseguraron que estaban completamente de acuerdo con la medida pero que no la cumplían porque tenían miedo a los descuentos. La misma sensación atravesaron las que estuvieron presentes en la escuela N§ 072 de Santa Lucía, que dijeron que temían caer en listas negras y nunca alcanzar la titularidad de sus horas.
En la escuela de educación técnica Gral. Martín Miguel de Gemes, la popular Técnica 3, una profesora opinó que la situación actual de la educación es "pésima" pero que no se sumaba a la medida en repudio al acuerdo paritario que firmaron los gremios salteños hace algunos días. Allí hubo un 35% de acatamiento.

Se plegó el 90% en Buenos Aires

Los dirigentes de distintos gremios docentes calificaron como “masivo” el paro nacional convocado ayer en demanda de la reapertura de las negociaciones paritarias salariales. En tanto que el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, afirmó que el acatamiento a la medida “fue dispar”.
El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación bonaerense (Suteba), Roberto Baradel, aseguró que “el paro nacional docente fue masivo y llegó al 90 por ciento en las escuelas bonaerenses”.
Desde la Confederación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu) aseguraron que la medida de protesta tuvo un alto acatamiento. A su vez, el secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA) y secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero, afirmó ayer: “Es contundente el paro en todo el país. Esta respuesta muestra el descontento de los docentes y evidencia la grave crisis educativa por la que estamos atravesando, con docentes que cobran 8.500 pesos por mes”.
Por su parte, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, advirtió: “Se van a profundizar los conflictos si no se toman en serio los reclamos”.
Esteban Bullrich aseguró que el diálogo con los educadores “está abierto permanentemente”, e informó que el paro tuvo “un acatamiento dispar”.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora