Alumnos y docentes del colegio secundario Enrique Cornejo de Campo Santo vivieron una gran experiencia al formar parte de un simulacro de incendio, donde pusieron en práctica lo aprendido durante las jornadas de capacitación que fueron desarrolladas por alumnos avanzados de la carrera Seguridad e Higiene en el Trabajo, que se dicta en el instituto terciario Amadeo Sirolli, con sede en Gemes.
El simulacro fue preparado y desarrollado la semana pasada en el turno de la mañana. Todo comenzó alrededor de las 9.30 con la explosión de dos artefactos de pirotecnia y una bomba de humo. Ese fue el inicio del simulacro a partir del cual la comunidad educativa del colegio tenía que realizar todos los movimientos previamente incorporados en un plan de evacuación.
"Fue muy emocionante; nadie sabía el día ni la hora en la que se llevaría a cabo este simulacro; pero todos, más allá de ser sorprendidos por el ruido de los cohetes y el humo, hicieron lo que debían hacer", comentó el profesor Rogelio Castaño rector del colegio.
Cada curso tenía un sentido de desplazamiento, sin correr ni gritar, solo caminando cerca de la pared y, en lo posible, tomados de la mano de un compañero. También se fijaron sectores fuera del establecimiento denominados como seguros, donde el alumnado podía detenerse y permanecer sin riesgos.
En el interior, una vez completada la evacuación, permanecían personas supuestamente heridas, las que fueron rescatadas por personal de bomberos, quienes también prestaron su colaboración para sumar realismo al simulacro, al igual que el aporte que realizó el hospital Joaquín Castellanos de una ambulancia, con personal de enfermería.
"Todo salió de acuerdo a lo planificado; lo importante de todo esto es que ahora contamos con un plan que podremos aplicar a futuro en caso de que debamos enfrentar una situación real. Como el alumnado se renueva año a año nos parece que deberíamos repetir esta experiencia pero ya sin bomberos ni ambulancia; solo con el desplazamiento de una evacuación segura", expresó Castaño.
Por su parte el profesor Rubén Alcocer, responsable de la carrera de Higiene y Seguridad, también se mostró muy satisfecho por el resultado del operativo. "El tiempo de evacuación estuvo dentro de lo previsto y cada alumno respetó el rol que debía desarrollar durante la evacuación. Lo tomaron con mucha seriedad. Ahora nos toca a nosotros evaluar los resultados en general. Este es el segundo simulacro que realizamos durante el año; el primero fue en la escuela Papa Francisco, de El Bordo".
"Queremos abarcar la mayor cantidad de establecimientos posibles. Ya el año pasado también realizamos prácticas similares en la ciudad de Gemes", explicó el docente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora