Con más de 400 camas, el hospital San Bernardo es el centro de referencia en cuanto a la atención médica provincial. A falta de una mayor calidad en la asistencia ofrecida por el primer nivel de salud en Salta, el nosocomio se convirtió en el punto obligado para la mayoría de los pacientes.
En gran parte de las especialidades ofrecidas a la comunidad, el sector de emergencias sigue siendo objeto de una gran cantidad de críticas. Hace algunos días los tres médicos candidatos a hacerse cargo de la gerencia durante los próximos cuatro años expusieron ante funcionarios del Ejecutivo provincial sus respectivos proyectos.
Aún no se resolvió quién se hará cargo de la conducción hasta 2020. El anunció se realizará durante las próximas horas.
Mientras tanto el actual gerente, Hugo Sarmiento Villa, espera ser elegido nuevamente para continuar con la tarea iniciada en enero de 2012. Seguro de que en su gestión se hicieron muchas cosas pero consciente de que falta mucho por realizar, el reconocido dermatólogo dialogó con El Tribuno.

La exposición para ser gerente del hospital San Bernardo por otros cuatro años ya pasó. Ahora tiene que esperar. ¿Está tranquilo?

Cada uno puede decir que expuso muy lindo, pero hay que tener en cuenta que están los nervios, los olvidos, todas aquellas cosas que uno después piensa que tendría que haber dicho o agregado y que no lo hizo. Estoy sometido a la decisión del jefe de Gabinete (Carlos Parodi), que nos pidió disculpas por parte del gobernador, que no podía estar presente cuando nos tocó exponer los proyectos. Me imagino que tomarán la decisión y nos avisaran con tiempo para que cada uno de nosotros (la terna de candidatos está compuesta además por Miguel Angel Escudero y Ramón Albeza) pueda proyectar su futuro.
Independientemente de que siga al frente o no del hospital, ¿Está conforme con lo que hizo?
Siempre queda algo para hacer. Hemos hecho mucho. Estamos teniendo casi un hospital San Bernardo nuevo. Nosotros hemos hecho cosas, como ser el cambio de las cañerías de gas, que no se ven. Estamos cambiando la instalación eléctrica, algo que tampoco se ve. Hemos recuperado el agua caliente y la calefacción, que no teníamos en todo el hospital, refaccionado y refuncionalizado sectores como clínica médica de varones y mujeres, cirugía general de varones y mujeres y recuperado el quirófano de la guardia, entre otras cosas más. Es mucho todo lo que se hizo en estos cuatro años. Aún falta, falta mucho, pero se está haciendo. Por ejemplo, ahora estamos por comenzar la construcción y refuncionalización de por lo menos dos o tres quirófanos más en los espacios vacíos que se tiene en ese sector.
Fue objeto de críticas por las falencias en servicios puntuales como la guardia del hospital ¿Por qué no hizo cosas más evidentes ahí?

El año pasado presentamos proyectos que en estos momentos están en la Secretaría de Obras Públicas. Es el caso de la ampliación del servicio de guardia y de traumatología de planta baja y la construcción de dos pisos para que el servicio para varones pase a esa ala, porque el 90% de los accidentes que atendemos en traumatología son de hombres. Actualmente los pacientes están distribuidos en todo el hospital y es necesario un lugar donde puedan estar todos.

¿Por que presentó los proyectos recién el año pasado si se trata de servicios muy importantes?
Sí, es así, es una falla mía, pero creo que en la medida en que el hospital fue adquiriendo más prestigio y demostrando que la internación se hacía en mejores condiciones, sin dudas aumentó la cantidad de pacientes también. Es bueno que la gente sepa que actualmente tenemos tres traumatólogos en la guardia y antes no los teníamos, además de neurólogos.
Contamos con cuatro médicos clínicos en ese sector. Es decir, hemos dado la mayor cobertura posible.
Pero las quejas igual persisten...

Muchas de las quejas son porque las personas que ingresan a la guardia se separan en tres grupos: código verde (los que consultan pero no requieren una atención inmediata) amarillo (son pacientes para los que la atención puede esperar un poco) y el rojo (pacientes que no tienen que esperar).
La cantidad de ambulancias y de pacientes que llegan en código rojo hace que muchas veces las otras personas tengan que esperar. El hospital San Bernardo cuenta con todas las especialidades y las que no, están en guardia pasiva.
El paciente nunca está solo, está con todos los médicos habidos y por haber.
¿Existe algún servicio que solo se encuentre en el San Bernardo?
El hospital atiende en todas las especialidades, pero en hematología tenemos una sala de aislamiento con la que ningún otro hospital cuenta y solo está en una o dos clínicas privadas. Esta sala está destinada a pacientes hemato-oncológicos.
¿Tiene algo pendiente de hacer en el hospital y que sea lo que más le preocupe?
Todo me preocupa, pero me encantaría terminar la cocina. Tenemos que terminarla porque estamos en una cocina transitoria, que significa un sacrificio para cada uno de los empleados que trabajan en ella y en un lugar reducido. A pesar de eso trabajamos para que sea lo mejor posible. La comida se sirve caliente y bien hecha.

Sectores que antes no estaban bajo la conducción del hospital...
Así es. Desde el 1 de noviembre pasado nos hicimos cargo de lo que es cocina, lavandería y mantenimiento. Antes estos servicios estaban tercerizados. A muchos del personal ya se le dio la ropa de trabajo, no a todos, pero se va haciendo. Se compraron las herramientas para que trabajen y se está teniendo un control sobre eso.
¿Se arrepiente de algo durante su gestión?
Siempre he mantenido una conducta y la primera de ellas ha sido: esto hice y los demás analizarán, nada más.
Tal vez prioricé más el beneficio individual como resultado de un beneficio colectivo a un beneficio individual solamente.

¿Cree que existe malestar de los médicos con respecto a su administración?
No puedo contestar eso. Me gustaría que sean los otros los que digan qué es lo que hice mal para así conocerlo. Sinceramente he tratado bien o mal pero he tratado de solucionar los problemas que había en determinados servicios del hospital en donde existían relaciones muy enfermas y que, gracias a Dios, fueron pocos.

¿Siente que la relación con sus colegas se desgastó?
No soy perfecto, soy una persona débil.
¿Le faltó ser más político?
No soy político, soy médico.
¿Qué piensa como médico cuando no funcionan equipos como el tomógrafo o el ecógrafo para cardiología?
El tomógrafo no es del hospital pero en este tema es muy importante destacar que en esos servicios la gente nunca queda sin cobertura. Los pacientes siempre son asistidos. Si a los estudios no lo podemos hacer nosotros se realizan en otros lugares y el hospital los paga.
Por ejemplo nosotros compramos el año pasado un transductor transesofágico (equipo para estudios cardiológicos) y que por alguna razón dejó de funcionar nuevito. Actualmente estamos esperando la respuesta y como eso se manda a Alemania hay que esperar.
¿El San Bernardo está preparado para el abordaje específico con respecto al dengue, zika y chikungunya?
Estamos en alerta pero son enfermedades infecciosas y la atención le corresponde el hospital Señor del Milagro. Por lo tanto cualquier paciente que llegue con alguna sintomatología de estas enfermedades debe ser derivado inmediatamente a ese hospital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 9 meses

Un hombre honesto

· Hace 9 meses

Vamos ALBEZA por el CAMBIO

GLORIA YAPURA YAPURA
GLORIA YAPURA YAPURA · Hace 9 meses

Una autoridad, un jefe, un lider, no puede demostrar ni decir, SOY UNA PERSONA DEBIL (sic) por que la comunidad y nosotros el personal asi como manifiesta ser asi, esta el hospital.que esta pasando??? A mi criterio y con mis estudios que me avalan, diria que se deberia trabajar en la INTELIGENCIA EMOCIONAL,para llegar al resultado de la RESILIENCIA.

Sen sei
Sen sei · Hace 9 meses

Sarmieto Villa fomento muchos vicios en el Hospital, uno de ellos es que el servicio de cirugía vascular es manejado por una médica que no es especialista y que se encargó q "correr" a aquellos que si rindieron la especialidad o que le molestaba. En su camino por manejar el servicio, ante la inpavida mirada del jefe, quien es su cómplice, esa mujer tiene innumerables denuncias por parte de sus colegas... La guardia es un desastre no hay orden y se encuentra sobrepasada... Esto son algunas cosas que pasan... Tardó 4 años en darse cuenta? (Si es que se dio cuenta)....


Se está leyendo ahora