Diez jóvenes, entre ellos un menor, fueron demorados por la Policía de Rosario de la Frontera, ayer a la madrugada, en un operativo que comenzó con una denuncia de abigeato y terminó con el secuestro de armas y motocicletas que podrían ser robadas.
"Ya estoy cansada de que me maten los animales, el otro día me carnearon dos novillos, después chanchos, nadie hace nada. Ahora se encuentran alumbrando los cazadores en la finca", denunció Mónica Orellana, el viernes poco después de las 23, en la comisaría 31 de Rosario de la Frontera. La mujer pedía ayuda para evitar que le siguieran sacrificando su ganado.
Una patrulla policial se dirigió, entonces, al barrio 126, manzana 38, donde ella dijo que vive. Una vez allí, la mujer les mostró el lugar por donde había visto luces de linterna. Señalaba el camino que llega hasta el puente carretero. Hacia allí fueron los policías.
Al llegar cerca del puente, los efectivos vieron pasar a un hombre, a quien les dijo que él vivía en la finca donde estaban y que minutos antes había escuchado detonaciones de armas.
Al mirar hacia el monte, vieron luces del otro lado del puente (a 2 kilómetros de la ruta y la zona urbana). Fueron hasta el sitio y tras una rápida acción detuvieron a tres hombres: Mario Ricardo Narvae, Pablo Fernando Teseyra y Cristian Jesús Saravia.
Narvae, después supieron, tiene antecedentes por hurto de ganado menor, de autos y robo. A ellos les secuestraron un cuchillo de gran tamaño.
Realizaron, entonces, un intensivo rastrillaje por la zona rural y en medio de la vegetación encontraron cuatro motos escondidas. Al revisarlas vieron que los motores aún estaban tibios.
Sospechando que se iba a cometer un delito, los policías se ocultaron en el matorral esperando para ver quiénes iban a retirar los rodados. Pasaron los minutos y aparecieron siete varones: José Fabián Hernández, Marcelo Machuca, Víctor Ramón Hernández, Julio Jonathan Olivera, Hernán Ismael Olivera, José Luis Moya y un menor de 15 años. Iban a buscar las motos.
Sorprendidos por los policías, arrojaron al suelo una escopeta 16 mm, cartuchos y 3 cuchillos. La Fiscalía Penal de Rosario de la Frontera ordenó que sean identificados los diez hombres y que las motos sean entregadas a quienes acrediten con papeles su propiedad. El resto de los objetos quedaron secuestrados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


jorge rafael torres
jorge rafael torres · Hace 5 meses

y luego los liberan ...?

Re KennethU
Re KennethU · Hace 5 meses

La gran lástima es que la justicia garantista los va a dejar libres antes del martes.


Se está leyendo ahora