Ida Severich es responsable del Centro Regional de Hemoterapia en Jujuy. Es referente en las áreas técnicas, de información, coordinación y control en el marco del Plan Sangre Segura.
La experta dialogó con El Tribuno sobre el trabajo sostenido que realizan en ese centro hace más de una década y que le permite afrontar hoy, con cierta tranquilidad, los desafíos del nuevo plan nacional anunciado a mediados de septiembre por el ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán.
Jujuy lidera en el país, ya que tiene el mayor número de donaciones voluntarias. Este año, esas, representaron 7.976.
"Jujuy tuvo en el año 2014 el 85% de donaciones voluntarias en el sector oficial. En 2015 llegamos al 87% y el 15 % restante son donantes de reposición. Se recibieron 9.500 donaciones, de las cuales 7.976 fueron voluntarias", contó la doctora, quien sostiene que hay que seguir trabajando en los mitos sobre la donación de sangre y dar un mensaje único para atraer a las personas a ejercer este acto solidario.

¿Cuál es la meta, ahora, con la implementación del Plan Nacional de Sangre que elimina la reposición de unidades?
Nuestra meta es llegar a que las donaciones voluntarias y habituales sean el 100%.
El avance actual requirió de una capacitación especifica de dos equipos, brindada por el Plan Nacional de Sangre en gestión y promoción de donación. Luego, mediante una planificación estratégica, se elaboró un proyecto que tiene un desarrollo de 13 años pero que además cuenta con un marco legal propio para la promoción de la donación de sangre, específicamente.
Se trata de la ley provincial 5628 del año 2006, más un equipo humano especializado integrado por diez personas de distintas especialidades que aportan diferentes miradas.
¿Qué estrategia aplicaron para atraer a más donantes?
Se trabaja en tres niveles, que son coordinación , planificación y operativos.
Como estrategia, también se amplió el horario de atención para los donantes y se implementaron colectas externas en todo el ámbito provincial, mejorando la accesibilidad.
Por este trabajo sostenido con el fin de lograr el cambio de actitud en la comunidad, las nuevas resoluciones ministeriales nacionales no van a impactar en nuestro sistema.
¿Cómo se pueden derribar los mitos que aún frenan a las personas a donar sangre?
Es necesario trabajar sensibilizando, informando con un mensaje claro, único, fidelizando. Por último, considero que hay que organizar a la comunidad en clubes de donantes.
¿Agasajan a sus donantes?
Es una necesidad del equipo de salud agradecer y agasajar a nuestros donantes.
Lo hacemos entregándoles a los donantes medallas, plaquetas y diplomas honoríficos reconociendo el aporte que hicieron a la comunidad por medio de la donación .

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora