El 21 de junio había sido hallado un cadáver (practicamente el esqueleto) en el predio del autódromo Martín Miguel de Güemes.
Una mujer que se presentó ayer identificó los efectos personales hallados junto a los restos como pertenecientes a su esposo, Carlos Alfredo Salinas, de 42 años, quien padecía un estado depresivo. La causa de muerte fue asfixia mecánica por ahorcamiento. Luego del hallazgo desde la Fiscalía Penal 3 a cargo de Rodrigo Miralpeix, logró dar con una familia que había reportado la desaparición de la persona y cuyas características del cadáver coincidieron con el cuerpo encontrado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora