La ruta provincial 10, que une la ciudad de Gemes con la localidad jujeña de Aguas Calientes, presenta un lamentable panorama generado por la presencia de gran cantidad de basura, que en ciertos tramos no permite ver con claridad la banquina. En ambas márgenes, bolsas de residuos conteniendo desechos generados por el continuo consumo de algunos sectores de la comunidad, que con total desaprensión hacia el medio ambiente, hacia las personas y hacia ellos mismos, arrojan constantemente basura a un costado de la ruta.
Cuándo se comienza a ingresar a la zona urbana de Gemes, la basura aparece justo a la altura de las últimas viviendas del barrio 1§ de Mayo.
De allí y por un tramo de aproximadamente un kilómetro, la basura se puede apreciar en ambas márgenes hasta el final de la ruta, justo a la altura de la Comisaría 101.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora