En sólo una semana, 600 hombres que llamaron a un sitio para pedir "los servicios de una acompañante" se enteraron que todas esas mujeres que habían visto y elegido, estaban muertas, que habían sido asesinadas por otros "clientes". El sitio es ficticio, y es parte de una demoledora campaña de una organización que trabaja para abolir la prostitución. Las muertes de estas mujeres no son ficticias. Eran mujeres reales que fueron asesinadas.
El video es fuerte y vale la pena verlo, dice la nota publicada por Clarín. Empieza con noticias: "Prisionera de su proxeneta, la mujer prostituida se tiró por la ventana". "Secuestrada, violada y obligada a prostituirse a los 15 años". Y sigue con el mensaje de la campaña, que tiene el objetivo de hacer tomar conciencia a los hombres sobre formar parte de ese circuito de explotación y violencia: "Ser prostituta hoy es ser víctima de extrema violencia. Inyectando dinero en la prostitución, los clientes son cómplices de esa violencia. Los quisimos confrontar a la violencia de sus actos. Creamos Girls of Paradise, el primer sitio en el cual todas las chicas ya están muertas, pero los clientes todavía no lo saben", dice una voz en off. Y aparece la foto de Inés, una joven que fue asesinada a cuchilladas. Y la de Julia, encontrada calcinada y salvajemente golpeada. Y las de montones de otras chicas.
Pero antes de contar la verdad, los hombres que se meten en "Girls of Paradise" navegan entre las fotos de mujeres de todo tipo hasta que eligen una que les gusta. Entonces empiezan a chatear con ella. O hablan por teléfono. "Hola, todo bien? Sí, todo bien. Buscas a Inés? Sí...". Y de repente, la verdad: "No creo que ni vos ni tus amigos puedan ver a Inés hoy. Fue encontrada muerta en el departamento en el que recibía a sus clientes... Noooo! Sí, fue asesinada de 53 puñaladas. Noooo! ¿Queres ver otras fotos?".
Hay más audios. Se escuchan las conversaciones de hombres que piden a determinada chica y una mujer les cuenta que no será posible porque intentó suicidarse porque no soportaba más ser prostituida y quedó discapacitada, o que la tiraron por la ventana. Y aparece, por ejemplo, Murielle: "Estoy muerta. asesinada por un cliente que me metió doce puñaladas".
Con más de 3.000 llamados desde que comenzó la campaña, y muchos miles de mensajes intercambiados en los chats, la organización Mouvement du Nid asegura que ya están cambiando la percepción de los clientes.
La agencia encargada de desarrollar la campaña, McCann Paris, recibió el Gold Clio, uno de los premios más prestigiosos de la industria publicitaria a nivel mundial. La campaña busca impactar directamente en los hombres que piden este "servicio", para que tomen conciencia del papel crucial que ocupan en esta industria de tráfico humano en la que las más expuestas son las mujeres.
Cualquiera puede hacer la prueba de chatear y ver de qué se trata: hay que entrar a la web www.girlsofparadise.sex. Están las fotos de las chicas, y las que están en línea para chatear. Se comienza el chat y luego, junto a fotos de mujeres golpeadas, llega el mensaje de la campaña: "Luz María está muerta, fue asesinada a cuchilladas por un cliente. Cuando se es cliente de la prostitución, se es cómplice de las violencias sufridas por las mujeres prostituidas. Si no hacemos nada, ¿cuántas víctimas más habrá masacradas?" La campaña ha levantado gran revuelo en Francia, donde el 6 abril de este año se votó una ley que penaliza a los clientes, sumándose a Suecia, Islandia, Canadá, Singapur, Sudáfrica, Corea del Sur, Irlanda del Norte, Noruega y Finlandia. Todos esos países penalizan a los hombres, a los 'clientes', no a las mujeres, a las que consideran víctimas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora