Una de las tradiciones más sangrientas y polémicas de la cultura hispana se cobró el sábado una vida por primera vez en lo que va del siglo. El torero Víctor Barrio murió tras ser corneado por un animal en una corrida en Aragón, España. Víctor Barrio falleció en la plaza de toros de Teruel, en la Feria del Ángel, tras sufrir una cogida por el tercer toro de la tarde. Tras el grave ataque, el torero fue trasladado a la enfermería pero no pudieron hacer nada para salvarlo ni tampoco pudieron llevarlo a un centro hospitalario, informaron fuentes municipales.
Barrio había empezado a torear en Madrid en abril de 2012. "Siempre había sentido una gran admiración por los toreros y la fiesta, pero me daba hasta vergüenza decir que quería ser torero y un héroe como yo les veía", había expresado en una entrevista.
Embed
Esta muerte es la primera de un torero en lo que va del siglo XXI, informó El País. En el último siglo, 134 profesionales del toro, 33 de ellos matadores, fallecieron por heridas sufridas en actividades taurinas.
Barrio en 2011 fue nombrado el novillero triunfador de San Isidro por el Club de Mayores de la Comunidad de Madrid. Tenía además reconocimientos como Mejor Novillero de Bilbao, Mejor Novillero de Santander, Alfarero de Oro, Frascuelo de Plata, Espiga de Oro, Trofeo Mesonero Mayor de Castilla y Chimenea de Oro. Barrio llegó tarde al toreo, tras trabajar en un campo de golf, un trabajo que compatibilizó con los estudios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 4 meses

Felicito al Toro.


Se está leyendo ahora