El Gobierno nacional parece presentar problemas comunicacionales, no solo a nivel político, sino también al transmitir información legal y técnica. Esto ha ocurrido con el decreto N§ 592 que, precisamente, hoy entra en vigencia, luego de haber sido publicado en el Boletín Oficial el lunes 18. Las normas son dadas a conocer con una descripción, tanto en el Boletín Oficial como en los partes de prensa oficiales; en este caso llevó el título de: "TRABAJO AGRARIO -Asignaciones Familiares Ley 26727 Modificación". Los medios repitieron el titular sin indagar demasiado en su contenido.
Lo cierto es que, quizá, lo de menor trascendencia se refiera al trabajo rural, ya que la reforma del régimen de asignaciones familiares alcanza a todas las actividades comprendidas en la Ley de Contrato de Trabajo. En definitiva, alcanza a todos los trabajadores. Aclaremos que, siendo un beneficio tan amplio, también podría haber sido aprovechado políticamente. Máxime que, con otras reformas impulsadas por el nuevo gobierno, se estaría alcanzando la real universalización de las asignaciones familiares. Implicarán un incremento notable del gasto en asignaciones familiares. Ello es sano porque se encauzan los fondos de la Anses para sus fines sociales específicos y no para los que la febril imaginación del funcionario de turno determine.
¿En qué consiste la reforma?
Real universalización de las asignaciones familiares.
En términos generales, se modifica el régimen de asignaciones familiares, extendiéndolo a una serie de situaciones que antes significaban la pérdida de ese beneficio.
Para los trabajadores agrarios temporarios o permanentes discontinuos significa que podrán seguir recibiendo asignaciones familiares una vez finalizada la relación laboral siempre que registren al menos tres meses de servicios con aportes o el equivalente a 90 jornadas efectivas de trabajo dentro de los doce meses inmediatamente anteriores al cese.
En los fundamentos del decreto se indica que "la medida que se propicia favorecerá una mayor registración de los trabajadores temporarios discontinuos, toda vez que percibirán las asignaciones familiares sin interrupciones ni pérdidas de ingresos entre las asignaciones contributivas y no contributivas para protección social". Del mismo derecho gozarán los trabajadores de temporada de la ley 20744, los trabajadores de empresas de servicios eventuales durante el período de suspensión establecido en el artículo 5, inciso a), del decreto 1694/2006, las trabajadoras en relación de dependencia que se encuentren en goce de licencia legal por maternidad o en estado de excedencia, los trabajadores que se encuentren en período de conservación del empleo por causa de accidente o enfermedad inculpable y los trabajadores dependientes que se encuentren suspendidos por causas de fuerza mayor o falta o disminución del trabajo no imputable al empleador, previstas en la ley 20744.
El decreto 592/16 aclara que el beneficio no corresponderá en situaciones de licencia sin goce de sueldo por razones personales, licencia gremial sin goce de sueldo o suspensiones por causas disciplinarias o aquellas no previstas expresamente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora