'Piscinas, armas de fuego, bellotas', cualquier activo es sujeto de un nuevo impuesto esta semana. Un veterano del Palacio Legislativo confesaba anoche lo que puede surgir en las negociaciones en el Congreso desde hoy. Los diputados PRO estuvieron el fin de semana en contacto con sus pares, Axel Kicillof, Marco Lavagna, Diego Bossio, para tantear lo que se puede venir. Hoy por la mañana en la reunión de gabinete económico se analizarán los diferentes escenarios y costos fiscales de los proyectos en danza. Alberto Abad, por la tarde, en la reunión de Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, mostrará el mapa de Ganancias, con recaudación, personas incluidas y lo que se dejaría de percibir en los diferentes valores del mínimo no imponible y las escalas del Impuesto a las Ganancias.
La apuesta de los legisladores de la oposición es la de unificar posición para mejor negociación con el PRO. A diferencia de la ley antiempleo que prohibía los despidos y que debió vetar Mauricio Macri el 20 de mayo, en esta oportunidad hay zonas grises. No es una votación de todo o nada. Y en el oficialismo no se descarta la apertura a nuevos impuestos como los esbozados por Sergio Massa en su iniciativa. Lo único alentador para los diputados del PRO es que al mantenerse la alícuota máxima de 35%, evitan verse obligados a defender esa movida que impulsaba Alfonso Prat Gay.
La intervención del cada vez más influyente vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, frenó la suba a 45%. Esto derivó en el proyecto enviado por el Gobierno el miércoles bajo el eslogan del 'más por menos'. Esto significa que más personas paguen Ganancias, pero una alícuota menor, como es la de 5% para la franja de menores ingresos (es el 2% para aquellos que pagan por primera vez, pero sólo vigente en el primer año). El otro eslogan, el de la campaña, que tentaba con la eliminación de Ganancias, fue archivado. 'Es un impuesto progresivo, no lo podemos eliminar', señalan ahora los funcionarios, dejando de lado promesas incumplibles. No devaluar, no subir tarifas, eliminar Ganancias estaban en el manual del candidato de 2015.
La renta 'financiera' es la baraja que jugó Massa a sabiendas de que todo lo que esté relacionado con esa palabra tiene mala imagen. Por más que sean alcanzadas personas físicas que posean Lebac, plazo fijo o inversiones en fondos fiduciarios. La tarea del PRO no será la de presentar batalla contra ese avance, sino más bien explicar las consecuencias que tiene gravar con Ganancias los intereses de los plazos fijos (a partir de las colocaciones de más de $1,5 millón). Se encarece el crédito si se castiga el ahorro en el sistema financiero. Pero bajar Ganancias a los asalariados políticamente rinde más que el costo que trae aparejado gravar a los tenedores de plazo fijos. Todo en realidad es una puja en medio de una aridez económica: no hay brotes verdes aún y menos dinero para repartir. Manda el día a día político.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Juan Perez
Juan Perez · Hace 5 días

seguramente si sacan nuevos impuesto, sera para la clase trabajadora


Se está leyendo ahora