Una vez más la irracionalidad humana inmersa en la fuerza de un hombre en contra de una mujer se convirtió en un verdadero calvario para la víctima y su familia. El jueves, cerca de las 9.30, Emilia Sandra Gerez fue brutalmente atacada por su expareja, Pedro Armando Flores, y tuvo que ser trasladada en código rojo al hospital San Bernardo. Desde el nosocomio informaron, al cierre de esta edición, que la mujer había salido de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). Mientras que Flores fue imputado por "tentativa de homicidio agravado por mediar relación de pareja y por el género".
Según fuentes policiales, el hecho ocurrió cuando la mujer volvía de la escuela de la zona junto a su hijo de 11 años. La joven madre y su pequeño caminaban por calle Juramento al 2300, entre Vicente López y el pasaje Sánchez Cornejo, del barrio Vicente Solá. En determinado momento apareció Armando Flores, expareja de la víctima, a bordo de una moto 110 cc, y comenzaron a discutir. El hombre, al parecer en estado de ebriedad, sacó un arma blanca y le asestó dos puñaladas a la mujer. El niño, que fue testigo presencial del terrible ataque, consternado por lo sucedido comenzó a gritar pidiendo auxilio.
Los vecinos escucharon los desgarradores gritos del niño y salieron en ayuda de la joven madre. En tanto que Flores ya se había retirado en la moto en la que había llegado. Con el correr de las horas, y después de que la madre de la víctima radicara la denuncia en la comisaría tercera de esta ciudad, los efectivos se abocaron a la búsqueda del agresor, quien estuvo al menos 8 horas en calidad de prófugo. Fue aprehendido en inmediaciones del Hospital Materno Infantil, cerca de las 15.30, en visible estado de ebriedad.

Imputación

Armando Flores (31 años) fue imputado ayer por el delito de "tentativa de homicidio agravado por mediar relación de pareja y por el género". Intervino en el hecho el fiscal Penal 3, Rodrigo Miralpeix, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas. En el momento de ser detenido Flores no tenía el arma blanca con la que atacó a su expareja en la calle Juramento al 2300. La imputación que pesa sobre el sujeto prevé una pena que va de los 10 a los 15 años de prisión.
Además de producirse en plena vía pública, el feroz ataque se llevó a cabo de forma inescrupulosa adelante del hijo de ambos. La pareja habría estado separada y por cuestiones de celos el hombre decidió atentar contra la vida de la mujer.

El niño irá a la cámara Gesell

Atormentado por tener que soportar el violento ataque de su padre en contra de su madre, el niño de 11 años será sometido a cámara Gesell la semana que viene. Testigo presencial en el intento de homicidio, el menor podrá contar todo lo que vio en la mañana del jueves en el barrio Vicente Solá. Según fuentes policiales del hospital San Bernardo, Emilia Gerez fue retirada de terapia intensiva y su estado estaría evolucionando. Por lo diagnosticado por los profesionales de la salud, la mujer sufrió "heridas de arma blanca en tórax región escapular en la parte de adelante y otra en la parte de atrás, en la parte trasera a la altura del homóplato".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora