Cerca de las 13.30 de ayer un vehículo marca Fiat Siena, color rojo, ardió y en cuestión de minutos no quedó nada sano. El incendio causó revuelo en la intersección de la avenida Tavella y el ingreso al barrio San Remo, ya que operarios de la concesionaria Pusseto junto a personal de un móvil policial sofocaron el fuego.
Según fuentes policiales, el propietario del auto dejó el rodado en el lugar luego de haber pinchado una de sus ruedas. Al cabo de algunos minutos, volvió y fue cuando se habría producido el incendio.
La causa del incendio no fue especificada. Al ser alertados del foco ígneo, bomberos voluntarios llegaron al lugar para terminar de apagar las llamas. El vehículo sufrió daños totales y no se registraron personas lesionadas.
La psicosis que meses atrás dejaron los llamados y reconocidos "quemacoches" en la zona sur de la ciudad, más precisamente en el barrio Juan Pablo II, hicieron suponer que en el hecho ocurrido ayer en la Tavella también habrían actuado estos malhechores.
Sin embargo, desde la Policía no recogieron ningún indicio de que se haya tratado de un caso de los quemacoches.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora