Cerca de la medianoche del viernes, en la playa de estacionamiento de la terminal de ómnibus de Tartagal, un auto Fiat Duna se prendió fuego sin que los circunstanciales transeúntes supieran por qué. Al cabo de algunos minutos el fuego consumió prácticamente todo el interior del vehículo.
Policías y bomberos de la ciudad fueron alertados por la situación y se trasladaron al lugar. Si bien el personal de bomberos logró sofocar el incendio, en el interior del rodado todo inutilizado por el fuego. Tras averiguaciones de los uniformados, se supo que una persona observó cuando un hombre lanzaba un objeto adentro del auto, por lo que se sospecha que fue intencional.
Siguiendo algunas líneas de investigación, los uniformados lograron formular varias hipótesis, una de ellas señala que se trataría de un incendio provocado por un hombre despechado. Al parecer, el dueño del auto llegó a la terminal, dejó el vehículo y siguió viaje con su presunta amante, mujer del despechado hombre que terminó quemando el rodado.
Por el momento, el hecho es investigado por la Policía de Taragal, el dueño del vehículo culpó al marido de su presunta amante por el incendio.
Se salvó de milagro
Bomberos y policías salvaron la vida de una nena de cinco años que quedó atrapada en el incendio de una humilde casa del barrio Belgrano, al oeste de Tartagal, luego de sofocar las llamas.

Incendio intencional


Al parecer, el incendio fue provocado por una banda de jóvenes que intentaron vengarse contra el dueño de la casa del peligroso barrio Belgrano, identificado por la Policía como Espeche. Al ingresar los jóvenes solo encontraron a la niña de 5 años y decidieron prender fuego al colchón donde estaba la menor y se marcharon. Hasta el momento no hay detenidos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora