Una habitación de la parte superior de una casa del barrio El Naranjito, de General Güemes, fue devorada por el fuego ayer durante la tarde. La gran humareda que provocó el fuego alarmó a numerosos vecinos de este sector ubicado en el extremo sur de la ciudad.
El fuego, de acuerdo al informe que dieron los peritos y efectivos del Cuerpo de Bomberos, se originó en un cortocircuito que ocurrió en el interior de la habitación.
Se trata de una pieza ubicada en el primer piso de la casa, que, según miembros de la familia Tolaba, era utilizada como depósito de colchones, ropa, papeles y otros objetos que quedaron completamente destruidos por las llamas.
Los peritos observaron que el cortocircuito se habría originado en un enchufe que al producir un chispazo encendió un colchón que estaba muy cerca. A partir de esto se encendieron llamas que rápidamente avanzaron en el resto de los objetos que estaban guardados en ese depósito familiar.
Fue necesario que actuaran dos dotaciones de bomberos.
El operativo se desplegó demarcando una zona de seguridad frente a la casa de la calle Argello, ya que decenas de vecinos se agolparon para ver lo que sucedía. Muchos se acercaron con temor al ver la columna de humo negro que salía de la casa de los Tolaba. La cotidiana tranquilidad de este barrio, ubicado al sur de la ciudad, se vio alterada por este siniestro.
El daño del calor
Tras apagar el fuego, el jefe del cuerpo de bomberos indicó a la familia que deberán hacer una evaluación técnica del estado en el que quedó la habitación incendiada. "Es probable -señaló- que deban derribarla porque las paredes quedaron muy debilitadas". El fuego debilita las estructuras de hierro y también altera la solidez del material de construcción.
Por esto mismo, los bomberos apuraron su tarea para evitar que el fuego afectara el resto de la vivienda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 11 meses

INFORMEN BIEN LA CALLE SE LLAMA ARGÜELLO Y NO ARGELLO.


Se está leyendo ahora