La jornada de negociación fue muy dura y larga. A las 1, al cierre de esta edición, continuaba la negociación entre los representantes de los distintos gremios docentes con funcionarios del Gobierno de la Provincia. Sin acuerdo, el comienzo de clases no está garantizado.
Es que ayer se volvieron a reunir luego de prorrogar dos veces seguidas la ronda de negociación. Anoche, el propio jefe de Gabinete, Carlos Parodi, y los ministro de Hacienda y Educación, Sebastián Gomeza y Roberto Dib Ashur, respectivamente, estaban al frente de la mesa de diálogo con los representantes de los gremios Sitepsa, UDA, Sapod, ATE, ADP, UPCN y AMET.
"Desde las 14 estamos negociando", señaló ayer a media tarde un sindicalista. Justo en ese momento, el Gobierno ofreció un aumento del 21 por ciento. O sea apenas 2 por ciento por encima de la oferta de la semana pasada del 19 por ciento.
Desde el Ejecutivo plantearon que ese 21% se pagaría en dos partes: un 12,5% en febrero y el otro 8,5% en junio. Y en esa fecha está pensado que se vuelva a abrir la mesa de negociación.

El clima


Las caras de los sindicalistas que estaban en el Gran Bourg no era la mejor. Es por eso que en ese momento se la rechazó, y hubo un largo cuarto intermedio, para que los sindicalistas "reflexionen" y vuelvan a escuchar una nueva oferta del Gobierno.
"Parece que ellos quieren cerrar hoy. Hay cierto apuro", graficaba a esta altura otro de los gremialistas que estaban analizando la propuesta. A esta altura de la noche la preocupación es que justamente la semana que viene los empleados estatales deben cobrar el sueldo, y si no cerraban un aumento no se iba a ver reflejado en el sueldo que deben cobrar los primeros días de marzo.
Muchos docentes señalan como insólito que les aumenten solo un 21%. Es que al hacer un poco de memoria recuerdan que el año pasado se les otorgó un 25% para la primera mitad del año, por lo que ahora estarían cuatro puntos abajo, y el nivel de inflación sigue en los mismo niveles de 2015.
Hay que tener en cuenta que el acuerdo que cierren los docentes será el que se tomará como referencia para incrementar los salarios de toda la administración pública, por lo que esta paritaria es clave.

Acuerdo nacional


En medio del cuarto intermedio, se anunció a nivel nacional que se había firmado un acuerdo, por lo que a partir de febrero, un docente que recién se inicia cobrará 7.800 pesos, y en julio pasará a 8.500 pesos.
En este contexto, el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, precisó que se decidió un aumento en el fondo de incentivo a las provincias, encargadas de abonar los salarios docentes, que llevará de 400 a 910 pesos a partir del 1 de febrero, y a 1.200 a partir del 1 de julio.
Este dinero aliviará un poco los flacos bolsillos de los Estados provinciales, incluyendo Salta.
Lo cierto es que el ofrecimiento del 21% que había realizado el gobierno de Urtubey por la tarde estaba muy lejos del 40% que se animaban a reclamar algunos gremios docentes. Muchos pedían por lo menos estar por encima de la inflación, que calculan en un 30%.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Roberto Carlos Marquez
Roberto Carlos Marquez · Hace 9 meses

21% por Dios que miseria Urtubey!!!!! En vez de estar chupandole las medias y de estar en viajecitos con los inutiles del PRO deberías estar generando recursos para los flacos bolsillos de los salteños!

Arturo Suarez
Arturo Suarez · Hace 9 meses

Nelson, mejor escribí para La C hacra o la revista Zoológica. No se dice LAS 1. Es La 1, singular.


Se está leyendo ahora