Enseñar y aprender es la consigna del equipo de hockey Panteras A, de la ciudad de Tartagal y que el fin de semana pasado disputó la tercera fecha del campeonato de la Liga Sanmartiniana de Hockey.
Su entrenador es Gerónimo Sánchez. Y entre sus jugadoras se destacan Abigail Roca, de 13 años, y Dolores Villagra de 15, dos chicas hipoacúsicas que cuentan con un gran rendimiento deportivo.
A través de las prácticas, las chicas aprenden a captar las enseñanzas que les da Gerónimo y las consignas de sus compañeras.
Y, como contrapartida, todos, desde el entrenador hasta el resto de las jugadoras, aprenden el idioma de señas para lograr entre todos el mejor rendimiento posible del equipo.
Lenguaje de señas y hasta el teléfono celular que poseen las chicas hipoacúsicas son utilizados para que el grupo se integre cada día más.
Para Gerónimo, el resultado de los encuentros es algo más bien anecdótico. "Lo importante es que las chicas se diviertan y entre ellas se integren totalmente. Es un ida y vuelta en el que todos aprendemos algo más", dijo el entrenador a El Tribuno.

Crecimiento

En cada partido, se encuentran presentes los papás de Abigail y Dolores, quienes las alientan de una manera incondicional.
"En los primeros cotejos, cada vez que las chicas agarraban la bocha demoraban un poco, pero ya entendieron el juego y ahora deciden por ellas mismas y se complementan más y más con sus compañeras, por lo que logran hacer muy buenas jugadas. Es una alegría para todos porque nos sentimos parte del progreso, que en realidad no es solo para ellas, sino para todo el equipo", explicó Gerónimo, quien de a poco aprende a prescindir de las indicaciones a viva voz.
Sin dudas, un ejemplo de inclusión y de enseñanza a partir del mismo ejemplo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora