Los cánones que el Gobierno provincial proyecta percibir este año de las distintas actividades económicas o por el uso del agua quedan por el piso si se los compara con la inflación y con los recursos que absorbió el fisco entre enero y octubre de 2015. Los números demuestran notables inconsistencias y hasta sensibles caídas.
Para este nuevo año, la Provincia fijó en el Presupuesto, que promulgó días atrás el gobernador Juan Manuel Urtubey, ingresos por 177,8 millones de pesos de los juegos de azar, la minería, los consorcios de riego, la actividad hidrocarburífera y el uso del agua en las industrias y las mineras.
Ese monto, por cierto, es un 4 por ciento inferior a los fondos que acumuló el Grand Bourg entre enero y octubre de 2015. En ese lapso, según la última ejecución de recursos publicada por la Oficina del Presupuesto, ingresaron $186,5 millones.
¿Cómo es posible que con el abrumador nivel de inflación el Gobierno haya fijado un monto de $177,8 millones para 2016? Si se contrapone esa previsión de recursos con el presupuesto del año anterior también se nota un impacto negativo real. Para 2015 se habían establecido ingresos por los canones de $153,9 millones, apenas un 15,5 por ciento más. No hay índice en el país que arroje una inflación en ese orden, todos están por arriba del 20 por ciento. En conclusión: no hay un crecimiento real de los fondos por los cánones, entre un presupuesto y otro.
Otro elemento expone las brechas entre lo que presupuesta el Grand Bourg y el real flujo que logra recaudar. Los $153,9 millones fueron sobrepasados a dos meses de terminar el 2015 y llegan a $186,5 millones.
Bingos y casinos
En los diez primeros meses de 2015 el canon de los juegos de azar alcanzó los $133 millones, casi $4 millones más que los $129,6 millones consignados para todo ese año. Para todo 2016, las estimaciones son $144 millones, un 11% más que lo presupuestado un año atrás, pero el crecimiento será menor cuando se compare con la ejecución real de los ingresos.
Tras la quita de la concesión de los juegos de azar a Enjasa en 2013, el Gobierno dispuso un canon del 24% para la explotación de tragamonedas y del 17% para la explotación de juegos lotéricos y los juegos en vivo. En 2014 el monto fue de más $85 millones y en ese entonces se informó que parte de esos recursos iban a costear el pase libre de Saeta para estudiantes y jubilados.
Con un crecimiento interanual por debajo de la inflación, según lo establecido en el Presupuesto, ¿será suficiente para cubrir el mismo nivel de ese beneficio social?
Hidrocarburo y riego
Por la explotación de los yacimientos petrolíferos, el Estado provincial obtuvo, entre enero y octubre de 2015, $39,7 millones. Una cifra abismalmente por encima de los $11,8 millones. Pese a ese escenario, en el Presupuesto 2016 se plasmó recursos por $17,5 millones.
El canon de riego, que abonan los consorcios de los ríos, tiene un sostenido incremento de fondos para el Grand Bourg. Para 2015 se esperaban $4,7 millones; hasta octubre el monto se elevó a $5,5 millones y para 2016 se estiman 7,7 millones, un alza de un 62% al contraponer presupuestos.

Minería, $5 millones
El canon impuesto a la actividad minera traerá recursos tan solo por $5 millones al erario público.
En este punto también sobresalen inconsistencias, ya que en los diez primeros meses de 2015 los ingresos fueron por $6,2 millones, mientras que para todo ese año las previsiones estaban en el orden de los $4 millones.
Pese a que esa cifra fue superada en octubre, el Gobierno expuso en el Presupuesto 2016 que el canon minero dejará $5 millones.
Agua
El sector paga además el uso de agua pública. En 2015 se estableció en 96 centavos el canon por cada litro, con tres vencimientos en abril, junio y noviembre. Los montos evidencian un retroceso. Solo 689 mil pesos absorberá el Estado en 2016, pero para todo 2015 se habían proyectado $1,6 millones, aunque hasta octubre habían ingresado solo $291 mil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 10 meses

en el caso de los casinos el Estado debería controlar si se les paga a los empleados el horario nocturno además que en este ultimo mes despidieron al menos a 40 empleados, alguien por ahí está recibiendo un jugoso retorno por hacer la vista gorda...

Maria Luisa Jarruz
Maria Luisa Jarruz · Hace 10 meses

lOS TRATRAN CON UNA TOTAL INSENSIBILIZAD, CUESTA CREER QUE QUIENES ESTAN A CARGO DE ELLOS TENGAN ANIMALES, BUENO EL MUNICIPIO SIEMPRE INOPERANTE, NUNCA HIZO Y HACE NADA IMPORTANRE, EL SILLON DEL INTENDENTE PRODUCE LETARGO ... NO HAY MEDIDAS CONCRETAS SINO CONTINUIDAD Y PARCHE... FALTA DE PERSONALIDAD PARA REALIZAR CAMBIOS ESTRUCTURALES PENSANDO QUE EL MAYOR COSTO DE UN NUEVO GOBIERNO TIENE QUE SER AL PRINCIPIO. PARA MI HASTA AHORA UNA GESTION DIFERENTE NO SE VE.


Se está leyendo ahora