La sala de emergencias del hospital Melchora Figueroa de Cornejo, que será inaugurada en unos días, incorporó instrumentos de última generación: un laparoscopio y un equipo para artroscopia.
El nosocomio rosarino es una de las instituciones que más críticas ha tenido durante los últimos tiempos. Poco personal, falta de especialistas y un agotamiento en la atención que se puso de relieve por el descontento en la comunidad, fueron los motivos que plantearon las autoridades hospitalarias que ahora pretenden revertir.
Por eso ayer, y tras la bendición del párroco Víctor Yurquina, los nuevos equipos se pusieron en funcionamiento. El gerente del hospital, Carlos Torres, expresó su agradecimiento al personal y remarcó que "se logró algo que esperábamos hace mucho para poder jerarquizar esta institución. Con la adquisición de este nuevo instrumental vamos a lograr una mejor capacidad resolutiva para los pacientes y sobre todo, un rápido posoperatorio", explicó.
En la oportunidad, el subsecretario de Salud provincial, Omar Soches López, destacó el trabajo de la institución y la decisión de adquirir tecnología. "Es esencial el acompañamiento de todo el equipo, ya que no cualquier hospital puede comprar equipos por $600.000 con recursos propios. Mucha gente que viajaba a Salta a operarse ahora lo va a poder hacer acá", dijo.

En villa Josefina
En la jornada, también se inauguró la obra de ampliación en el centro de salud de villa Josefina que, como los equipos, fue financiada con aranceles propios del nosocomio.
"Es destacable la labor de los agentes sanitarios en cuanto a primeros auxilios y prevención casa por casa, además del trabajo conjunto entre enfermeros y médicos", subrayó Soches López. Finalmente se remarcó que los nuevos sectores comenzarán a funcionar en los próximos días tras instalar equipos y mobiliario que ya fueron licitados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora