Hace 36 años que OPJ (Orientación Para la Joven) está al servicio de la joven sola en situación de riesgo o necesidad, sea por abandono familiar, falta de contención y hogar, trastornos de salud, embarazo en soledad o madre sola. Por eso, sabe muy bien de qué se trata. La representante legal, Indiana Ressia, le dijo a El Tribuno que ellos hacen "todo el trabajo que tiene que hacer la Secretaría de Niñez y Familia" y lamentó que quienes están en esto "jamás somos consultadas".

¿Cómo analiza el caso de la nena wichí de Alto La Sierra, violada, a quien se le tuvo que interrumpir un embarazo?
El caso de la chiquita wichi es uno en miles. Los jueces hacen lo que pueden. El Estado navega entre la falta de recursos, la falta de idoneidad y el hacerse que no conoce la situación, pero quienes estamos en esto jamás somos consultadas, jamás. En la residencia para adolescentes madres (a cargo de Elena Daher) nosotros tenemos una secretaría de niñez y familia paralela. Yo lo he dicho varias veces ante los funcionarios responsables del control.
¿Cómo es eso?
Nosotros hacemos todo el trabajo que tiene que hacer la Secretaría. Lo hacemos dentro del subsidio que el Gobierno nos da, porque la residencia para adolescentes madres está subsidiada en su totalidad. Nosotros tenemos equipos técnicos con asistente social, psicóloga, psicopedagoga, enfermeras. OPJ es el único hogar en la provincia -y no sé si hay en el país- con estas características de atender a jóvenes adolescentes y niñas. Hace unos 7 u 8 meses, de 10 mamás alojadas en la institución, teníamos 4 discapacitadas, o sea, un 40% de discapacitadas mentales; una de ellas tenía una edad mental de 4 años. Por supuesto, igual que en el caso de la chiquita wichí, los embarazos son el resultado de abusos. Y esto es así porque hay alguien que se está haciendo demasiado el distraído.
¿Quién se hace demasiado el distraído?
Todos, en general. La sociedad. Hace algún tiempo El Tribuno publicó una nota que decía que 4 de cada 10 jóvenes que iban a tener familia estaban en situación de consumo. Estamos hablando de un 40%. ­Esa nota debió haber tenido un gran impacto en la sociedad, en todos, en los cultos, en el Estado! Pero no pasó nada. Yo pensaba: hay 4 niños por mes que nacieron con síndrome de abstinencia; 4 niños que tuvieron que ser recuperados durante dos meses y después fueron devueltos a la madre biológica. Es decir, el niño se sigue alimentando con la leche materna que droga al niño porque su mamá no fue recuperada en dos meses. Sigue siendo una adolescente adicta. Yo no sé si nadie lo vio, si nadie se dio cuenta del detalle.
O a nadie le importó...
Sinceramente, creo que tenemos un problema serio como sociedad. Porque las cosas cambian cuando la sociedad se moviliza. Este tema tiene que entrar en la agenda de discusión. Sé, de fuentes incuestionables del Hospital Materno, que a los dos meses de haber sido entregados a sus madres, esos niños vuelven al hospital y la mayoría vuelve a morir por paro cardíaco. Y a nadie le importa. Nadie lo dice. Por eso cuando hablamos de la niña wichi de Alto La Sierra yo me desespero, porque estamos ignorando un problema muy serio que tenemos. Esta ya no es la discusión sobre aborto sí o aborto no.
¿Cuál es la discusión?
El problema más serio son los niños que ya están, las chicas que ya están embarazadas. Y las adolescentes que no abortan porque hoy tenemos el agregado de cosas como, por ejemplo, los planes sociales, "porque estoy embarazada y por eso cobro", "porque cobro por hijo", "porque también cobra mi mamá y entonces cobramos de los dos lados". ¿Para qué sirve el subsidio cuando tengo una adolescente adicta? Sirve para comprar la droga para seguir en la adicción. ¿Para qué otra cosa puede servir? A este problema tan grave lo hemos planteado a nivel de la Nunciatura argentina, a nivel de monseñor Mario Cargnello (arzobispo de Salta). En este momento estamos pidiendo audiencia con el gobernador (Juan Manuel) Urtubey. Hay que reconocer la cantidad de adictos que tenemos. Si los seguimos escondiendo tampoco podemos hacer nada. Porque el Estado es responsable, sí, pero también la sociedad. Insisto, hay que empezar por reconocer el problema. Cuando nosotros recibimos una adolescente embarazada producto de un abuso, nos ponemos a trabajar para revincularla familiar y socialmente. Como el abuso es un delito de acción privada, si no hay denuncia, no hay acción judicial. Y hay muy pocas denuncias porque generalmente el abuso es intrafamiliar. ¿Cuál es la solución que le dan a una mujer víctima de violencia familiar? La sacan de la casa, es decir, la castigan porque de ese modo la mujer pierde todo, todo. Y en la casa, donde deberían estar la mujer y los chicos, queda el malparido golpeador; él es el que debería irse. Yo no puedo entender por qué pasa esto. Suelen llamarnos de los centros de ayuda a las víctimas de violencia para pedirnos por mujeres que están en la calle con sus hijos. ¿Por qué pasa esto?, ¿alguien me explica por qué?
¿Ve alguna solución en el corto plazo?
Primero, los problemas graves no se solucionan de la mañana a la noche. Pero hay que empezar por algo y ese algo es reconocerlos. Tenemos este problema, bueno, a partir de aquí empecemos a ver de qué forma podemos solucionarlo. Pero nada sirve mientras se siga ignorando el problema, sigan apareciendo casos aislados que movilizan por 10 días las tapas de los diarios y nada más. No sirve porque como sociedad no nos movilizan o movilizan a algunos que aprovechan para llevar agua para su molino. La problemática tiene que ser encarada con la gravedad que tiene. Nosotros dependemos del Ministerio de la Primera Infancia en cuanto a control de gestión y del Gobierno de la Provincia para la residencia. En octubre pasado, el gobernador (Juan Manuel Urtubey) resolvió que Niñez y Familia, que dependía de Derechos Humanos, pasara al Ministerio de Primera Infancia. Se hizo el paso de la parte operativa pero no se hizo el paso del presupuesto, porque ese presupuesto estaba en lo que era Derechos Humanos y ahora se llama Asuntos Indígenas. Y quiero ver si algún funcionario me desmiente, ya estaba ejecutado en junio. La tarea que hay que hacer es imposible si no hay fondos para hacerla. En OPJ tenemos fondos que nos da el Estado y nos alcanzan porque nos manejamos bien y rendimos cada peso. Y lo que cuesta 1 cuesta 1, no 3. Pero en el área del Gobierno a la que pertenecemos los recursos no alcanzan, entonces no pueden hacer los ambientales ni los seguimientos mensuales ordenados por los jueces sobre los adolescentes que se externan. Pero tampoco hay gestión.
¿Hay, como parece a simple vista, cada vez más madres adolescentes? Si es así, ¿a qué obedece ese aumento?
Sí, claro que cada vez hay más. Hay varios motivos, pero para mí todo está fundamentado en la falta de autoridad familiar. Las chicas pueden hacer lo que quieren, los padres no pueden o no quieren controlarlas, se aumentó el consumo de alcohol entre los adolescentes, la mayoría son embarazos no deseados. Muchos chicos son criados por los abuelos. Hace un tiempo, en una reunión de ministros de Salud de Latinoamérica, se acordaron medidas para reducir el embarazo adolescente, Argentina se comprometió a medidas de prevención. Y se llevaron adelante. Argentina tiene todos los dispositivos anticonceptivos gratuitos que se pidan y a disposición de quien pida. ¿Por qué no baja la tasa de embarazos?. Porque el problema no es la prevención, el problema trascendió la prevención.
¿Cuál es, entonces, el problema?
El problema es que como sociedad tampoco reconocemos que como familia tenemos el problema. Nosotros recibimos a la joven y le damos todo en exceso, salud, si quieren educación, lugar donde vivir, salidas, antes se festejaban los cumpleaños de 15. Pero no se les puede pedir nada, ni respeto. No tienen obligaciones. Hay una gran parte de la sociedad argentina que cree que solo tiene derechos y se ha olvidado de que a cada derecho se antepone una obligación. Entonces es "dame", "quiero", "necesito" y hay una gran parte de los comunicadores sociales que están trepados al "darles", al que hay que seguir con el asistencialismo y no reparan en que el asistencialismo sin una retribución no sirve para nada, genera vagancia. Estamos mal como sociedad, pero depende de que este tema se hable.

¿Adónde van?

Datos de la Cepal
Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas, en Argentina, en 2013, el embarazo adolescente representó el 15% del total de nacimientos: de 700 mil nacimientos anuales, 114.500 fueron madres adolescentes. Ressia se preguntó: "Qué pasó con esos 114.500 niños. ¿Qué pasó con los que no vienen a OPJ y con los otros que no entraron en el sistema de protección?
Después de África
Según la Cepal, esta región se caracteriza por altos niveles de fecundidad adolescente, que no descienden en comparación con las tasas globales de fecundidad en sus países. O sea, baja la tasa global de fecundidad pero no la tasa de adolescentes. En 2011, los niveles de fecundidad adolescente en América Latina y el Caribe ocupaban el segundo lugar, solo superado por el África Subsahariana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 5 meses

La verdad que las declaraciones"de la doctora" causan vergüenza ajena, por no decir directamente asco. Opina , al igual que el atorrante de Saenz (el radical) que el subsidio "se va por la canaleta del juego y la droga", y en el medio larga la lengua y dice cual es el verdadero problema ¡¡le cortaron el chorro!!. ¿entonces que hacen? salen a hacer politica barata con el drama de los pobres, para que a ellos les devuelvan"el curro" ,y una vez que le devuelvan "el curro"sanseacabò el problema. (para ellos, pero el drama de los que nada tienen ,sigue.)

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 5 meses

COMPRO RENAULT 9 MODELO 92 EN CUALQUIER ESTADO EN QUE SE ENCUENTRE, PAGO BIEN.

JUANJO GAR
JUANJO GAR · Hace 5 meses

NO ES QUE LA SOCIEDAD SE HAGA LA DISTRAIDA....LOS PADRES SE HACEN LOS DISTRAIDOS,, NO PUEDEN CONTROLAR A SUS HIJOS Y DESPUES QUIEREN QUE EL ESTADO LOS BANQUE....HAY QUE DEJAR DE BOLUDEAR,, HAY PADRES QUE NO PUEDEN SER NI EJEMPLO DE SUS HIJOS...LA MENTALIDAD TIENE QUE CAMBIAR,, DEJARSE DE JOROBAR Y DEDICARSE A ESTUDIAR ANTES DE LLENARSE DE HIJOS..PORQUE SI NO LO HICISTE CUANDO ESTABAS SOLA ,, MAS TE VA A COSTAR CUANDO LOS TENGAN, LOS NIÑOS NECESITAN ATENCION, NO IR A DEJARSELOS A LOS ABUELOS PARA QUE LOS CRIEN MIENTRAS SIGUEN DE JODA..LOS JOVENES DE HOY SE QUIEREN HACER LOS INDEPENDIENTES..,, PERO NO LES GUSTA ASUMIR RESPONSABILIDADES DE VERDAD


Se está leyendo ahora