La Sala II del Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Morón decidió por unanimidad absolver a los dos acusados de matar a Mayda Ayelén Caccone, de tres años, asesinada en 2015 cuando caminaba con su mamá, su hermana y su prima por la calle.
Los imputados, Gabriel Zapata y Darío Pucheta, escapaban en moto luego de robar un supermercado y comenzaron a disparar. Una de esas balas impactó en la nena. Fueron detenidos casi siete horas después en un allanamiento a raíz de información brindada por un testigo.
La madre de Mayda, Verónica, quien se desmayó al escuchar el fallo, fue quien reconoció a los "motochorros" tras identificar en una rueda de reconocimiento las pertenencias que tenían cuando robaron el supermercado. Allí se exhibió la moto, la ropa que se secuestró en el allanamiento y los cascos. No hubo reconocimiento de personas porque al momento de disparar ambos tenían cubiertas las caras por los cascos. Según determinaron los médicos, el balazo ingresó de arriba hacia abajo por el tórax, le tocó el corazón y le provocó la muerte en pocos minutos.
Embed
La fiscal de la causa, Cecilia Corpfield, había pedido 22 y 18 años para los acusados: "Hay testigos, por lo menos una persona más indicó que la ropa secuestrada era la que había visto ese día", explicó.
"Entendemos que había pruebas para condenarlos a 22 y 18 años respectivamente por estos delitos. Lamentablemente el tribunal entendió otra cosa", expresó. "Entendemos que había pruebas para condenarlos a 22 y 18 años respectivamente por estos delitos. Lamentablemente el tribunal entendió otra cosa", expresó.
Luego del fallo, en la sala hubo insultos e indignación por parte de los familiares, que lloraban desconsoladamente ante la decisión de los jueces: "Hijos de puta, chorros, mataron a una criatura y se cagan. Esta es la Justicia que tenemos. Esos jueces dejan libres, no es la primera vez. Hay Justicia para los chorros, para los que matan. Los compraron".
Para una de las abuelas de Mayda, la absolución fue una injusticia. "La esperanza no la pierdo porque sé que el culpable va a aparecer. A nosotros nos destrozó una familia, nos quitó una nieta...", se quebró la mujer. El abuelo de la chiquita cuestionó al tribunal y se preguntó: "Qué les pasaría a estos jueces si ellos pasaran por lo mismo que nosotros". Y sentenció: "No hay Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 2 meses

sigo sosteniendo.......EL DIA QUE MATEN A UN HIJO DE ALGUN JUEZ...O FISCAL.........SABRAN LO QUE ES SENTIR EL DOLOR EN CARNE PROPIA.........QUE SENSACION ,,....SENTIRAN......!!!!! AL VER UN DELINCUENTE O ASESINO QUE LE CONCEDAN LA LIBERTAD............RUEGO A DIOS QUE LA PROXIMA VICTIMA SEAN ALGUN HIJO DEL PODER ....JUEZ, FISCAL, SENADOR....etc etc ....QUE SIENTAN EN CARNE PROPIA EL DOLOR

VICTOR VICTOR
VICTOR VICTOR · Hace 2 meses

JGR AHORA STAMOS EN DEMOCRACIA Y LOS LADRONES SIGUEN STANDO EN EL PODER CUAL ES LA DIFERENCIA?? YO VIVI LA EPOCA MILITAR E HIC EL SERVICIO MILITAR Y VIVI TRANKILO, SIN NINGUN PROBLEMAS, EL Q TNIA PROBLEMAS ERA XQ C LO BUSCABA

VICTOR VICTOR
VICTOR VICTOR · Hace 2 meses

q indignacion provoca leer esta articulo, es la verdad la justicia solo existe para los chorros asesinos y violadores, la gente comun se debe arreglar como pueda, el otro dia me causo gracia y bronca cuando voy al banco nacion a hacer un tramite, un mundo de gente, saque numero y me arme de paciencia para esperar mi turno, como a la hora llega el movil d la carcel bajan 2 presos con 5 custodias, los llevan a la ventanilla a cobrar, y los atienden al toque sin demora alguna, hasta para eso tiene privilegios estos hijos d put...., QUE VUELVAN LOS MILICOS A PONER ORDEN, es la unica manera de por lo menos sentirnos respetados

J GR
J GR · Hace 2 meses

No sé quien es mas hdp: Los jueces que dieron este fallo o VICTOR VICTOR con ese pedido. Aclaro que con los milicos los delincuentes ni siquiera eran juzgados, estaban en el poder y hacían lo que querían; a lo sumo arragaban un ladrón de gallinas y los imbéciles pensaban que estaban tranquilos. LAMENTABLE


Se está leyendo ahora