Más de treinta mil británicos salieron a las calles a protestar y pedir la renuncia del primer ministro David Cameron, acusado de encabezar una lista del Panamá Papers.
Cientos de británicos, al igual que los islandeses -que la semana pasada forzaron la dimisión del primer ministro Sigmundur David Gunnlaugsson, directamente mencionado en los "Papeles de Panamá", salieron a pedir su renuncia tras conocerse que tuvo acciones en paraísos fiscales.
David Cameron realizó el "mea culpa" al reconocer sus intereses en la compañía "offshore" de su padre y prometió hacer públicas sus declaraciones de impuestos de los últimos siete años. La oposición laborista pidió entre tanto la apertura de una investigación sobre las finanzas del premier, mientras crece por horas la indignación popular entre los británicos.
A los gritos de "Cameron must go!" [¡Cameron se tiene que ir!"], unos 30.000 manifestantes se congregaron a las puertas de Downing Street y "escoltaron" al líder conservador en una ruidosa comitiva hasta el hotel Gran Connaught Rooms, donde los "tories" celebraron su Conferencia de Primavera, ensombrecida por las revelaciones de los "Papeles de Panamá".
"No ha sido una gran semana", ha reconocido Cameron ante las risotadas de sus correligionarios. "Sé que podía haber manejado este asunto mejor... Sé que hay lecciones que aprender. No culpéis al Número 10 de Downing Street, ni a los asesores sin nombre. Culpadme a mí. Aprenderé las lecciones".

Se hará pública

Cameron ha anticipado que hará públicas a lo largo del fin de semana sus declaraciones de impuestos, "no solo de este año, sino de los años anteriores, porque quiero ser completamente abierto y transparente sobre estas cosas".
Ante cientos de militantes, congregados a puerta cerrada y custodiados por la policía en las inmediaciones de Covent Garden, el líder conservador se jactó de ser el primer ministro y el primer líder de una gran partido político en revelar esa información personal. Fuera del cónclave conservador, la manifestación convocada en las redes sociales en cuestión de horas, ha ido tomando cuerpo y ha roto con la apertura de la piñata de un cerdo con la cara de Cameron... "Lo que ocurre en Panamá no se queda en Panamá", podía leerse en una de las pancartas más visibles. Cameron, cuyo padre falleció en 2010, reconoció que fue titular junto con su esposa de 5.000 títulos de Blairmore Investment Trust, registrado en las Bahamas, entre 1997 y enero de 2010, cuatro meses antes de tomar posesión como primer mi nistro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora