La madrugada del sábado, tres jóvenes a bordo de un MiniCooper sufrieron un accidente por el que prácticamente el vehículo quedó al borde del precipicio en el camino al Portezuelo. Según testigos en el lugar, sus ocupantes estaban alcoholizados pero no se les hizo dosaje ni se labró un acta.
Esto causó indignación entre lectores que ayer se informaron de los hechos y reclamaron que sus conductores no vuelvan a manejar un vehículo, además de que pidieron más controles de Tránsito los fines de semana.
Lo cierto es que las tres personas que estaban a bordo del MiniCooper, según información de la policía tenían entre 20 y 21 años y se negaron a ser atendidos por Samec o someterse a algún estudio que pudiese indicar el nivel de alcohol en sangre.
Por otra parte, la identificación del vehículo (patente JNW 915) y el nombre de su titular no se pudo conocer por los medios públicos tradicionales dado que a, pesar de que el auto está registrado en Salta, figura como inexistente en el sitio de Rentas Municipal, como debiera ser.
La preocupación que manifestaron los lectores tanto en el sitio web de El Tribuno como en sus redes sociales es porque consideran que hubo "protección" hacia los tres chicos y que se trata de horas y lugares sensibles, por lo que debieran duplicarse los controles.
"Al pie del cerro tendría que haber control permanente ya que mucha gente sube tomada y a tomar más", escribió Norma Romero por Facebook y otros reclamaron porque no hubo arrestos o control de dosaje como Gabriela Díaz Perales que escribió "en ningún lado dice que detuvieron al conductor o le hicieron soplar la pipeta. Alcohol 0% no se aplica".
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Tira Rex
Tira Rex · Hace 5 meses

no tenes que cambiar las leyes tienen que hacer cumplir las leyes


Se está leyendo ahora