Trascendió en las primeras horas que durante Marcos Sastre del paraje cerrillano Los Álamos fue saqueada la madrugada la escuela. Habrían sustraído un parlante que se encontraba en el patio del edificio escolar, útiles y objetos de valor de su interior, aunque aún no terminaron de evaluar las pérdidas. Todos los armarios estaban abiertos.
Los pasillos de la escuela amanecieron cubiertos de sangre. Se sospecha que el ladrón pudo cortarse durante el robo. El rastro de sangre, según trascendió, llega hasta la puerta de la salita cercana. Se habría constatado que no fue atendido allí.
Las autoridades de la institución se encuentran a la espera de Criminalística.
La Comisaría 13 de Cerrillos informó que tomó actuaciones la subcomisaría de la zona, con asiento en Los Álamos. El número telefónico asignado a dicha dependencia se encuentra fuera de servicio, según informó la compañía telefónica, consultada a lo largo de la mañana por El Tribuno.
La situación preocupa ya que se trata del único número telefónico de referencia con el que cuentan los vecinos para comunicarse con las fuerzas de seguridad de la zona en caso de emergencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora