La Unión Industrial de Salta celebró sus 35 años con un fuerte alegato, dirigido a las autoridades nacionales y provinciales, para que se estimule la radicación de empresas a través de la creación de condiciones suficientes de competitividad. La ceremonia se cumplió en el Centro de Convenciones, el martes, y participaron el gobernador Juan Manuel Urtubey, el ministro de Primera Infancia, Carlos Abeleira; el secretario de Industria, Diego Dorigato; el rector de la Ucasal, Rodolfo Gallo Cornejo, y directivos de las cámara empresarias y de la industria jujeña.
El presidente de la entidad, Julio Usandivaras, reclamó "modificaciones a las reglamentaciones existentes, que apunten a un verdadero federalismo y que permitan trabajar e invertir más en esta región, para su desarrollo, dotándola de infraestructura, atendiendo la problemática de la logística y trabajando en el agregado de valor en origen".
"El sector industrial salteño busca un camino para progresar en forma sostenida y en concordia", dijo Usandivaras y citando a Juan Pablo II cifró la expectativa que así se "permita disfrutar a cada persona de los bienes básicos de alimento y vivienda, educación y empleo, paz y progreso social, desarrollo económico y justicia".
La exposición tuvo una fuerte advertencia sobre la situación social. "No debe obviarse la inclusión, no debe existir desnutrición y no debe existir pobreza. Cuando se industrializa, hay progreso, y el progreso contribuye a transformar el entorno. Cuando se industrializa, se está trabajando en la reducción de la pobreza". Usandivaras afirmó, además, que "existe un claro nexo entre la pobreza, la fragmentación social, el nulo dinamismo en la creación de empresas y el anémico crecimiento de las pymes".
El tratamiento diferencial de las regulaciones nacionales es la semilla para la cohesión territorial, para eliminar la barrera virtual, que limita la oportunidad de desarrollo del norte.
En la oportunidad, el director ejecutivo de la UIS, Abel Fernández Castro, presentó un informe minucioso y desolador sobre el escenario social de la provincia a partir de los datos del Indec y de la Fundación Observatorio Pyme. La comparación de algunas variables sociales, económicas y demográficas indican que el NOA y el NEA crecen "­siempre más despacio!", exclamó el directivo. "Hay estrecha relación entre la densidad empresarial y la pobreza estructural". Fernández Castro aseveró que "tenemos muy pocas empresas en relación con nuestros habitantes y tenemos un pequeño y pobre mercado, esto significa una ausencia de necesaria cohesión territorial". El director sostuvo que "a los fines de lograr cohesión territorial, la empresa es sostenible en el tiempo y eficaz en el uso de los recursos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...