Los aumentos tarifarios del gas golpean a la industria salteña. Empresas con consumos medianos pagaron hasta un 900% de incremento en las últimas boletas. En tanto, grandes consumidores, entre los que se incluyen cerámicas, mineras e ingenios, pagan el combustible en el mercado mayorista a precios internacionales.
Si bien se dispuso un tope del 500% de aumento en las facturas del servicio para las empresas (Gasnor empezó a distribuirlas desde ayer con el nuevo precio y con bonificaciones sobre la diferencia ya pagada), la suba significa un gran impacto para el sector, que espera una reactivación en las ventas recién para el 2017, según explicó a El Tribuno el presidente de la Unión Industrial de Salta, Julio Usandivaras.
Las industrias locales que utilizan grandes volúmenes de gas adquieren el recurso a través de proveedores mayoristas, que venden el millón de BTU (medida equivalente a unos 27 metros cúbicos) a 5,15 dólares. Ese es el precio promedio que paga Argentina por el gas natural licuado (GNL) que llega en buques a los puertos bonaerenses de Escobar y Bahía Blanca, que en los últimos días tuvieron algunos retrasos.
Más económica es la importación del fluido desde Bolivia, que cuesta US$3,02 por cada millón de BTU. Aunque, desde el 6 de junio pasado, el vecino país recortó sus envíos en 5 millones de metros cúbicos diarios, para garantizar los volúmenes que tiene comprometidos con Brasil con carácter prioritario.
Los precios pactados con operadoras chilenas son de US$6,90 por millón de BTU por los despachos que llegan desde Mejillones a Pichanal (NorAndino) y de 7,2 dólares, por los que ingresan desde Quintero hasta Las Moras (GasAndes).
El retraso en la llegada de los buques metaneros, la merma en la importación desde Bolivia y la ola de frío, que provoca una alta demanda del gas, llevó al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) a disponer una restricción en el suministro a las industrias.
Ante esto, las grandes empresas salteñas esperan multas por no acatar la resolución del Enargas y desde la Unión Industrial ya iniciaron negociaciones con el Gobierno provincial para que se haga cargo de esas sanciones, como lo hizo desde 2008.
"El impacto de la suba del gas es muy grande en la ecuación de los costos que tenemos y nos afecta en un momento en que la actividad de la construcción cayó en un 30%", contó el presidente de Cerámica del Norte, Juan José Soler.
Por su parte, Franco Brunetti, titular del frigorífico homónimo, señaló que recibió la última factura con un aumento del 850% y la tuvo que cancelar días atrás, sin respuestas en Gasnor, para no sufrir una suspensión del servicio.
Amparos
El Defensor del Pueblo de la ciudad de Salta, Nicolás Zenteno, presentó una medida cautelar ante la Justicia Federal para que deje sin efecto el incremento tarifario de Gasnor. Sostiene que se violaron leyes que amparan a los consumidores al no publicarse el nuevo cuadro tarifario y no convocar a una audiencia pública para validarlo. El juez Miguel Medina debe definir si da lugar al amparo.
Acciones similares fueron ratificadas en San Luis, Río Negro, Mendoza, San Juan, Chubut y Tierra del Fuego, entre otras.

Devolverán diferencias en una sola facturación

Desde ayer, empezaron a distribuir las boletas del gas con notas de crédito. A los usuarios que hayan recibido las boletas del gas con aumentos que superen los topes acordados -400% para residenciales y 500% para empresas- Gasnor les acreditará las diferencias a su favor en la próxima facturación del servicio.
Así lo ratificó la empresa que, días atrás, había señalado que las refacturaciones alcanzarían al 3% de los usuarios residenciales, sin especificar el número aproximado de comercios e industrias que recibirían las notas de crédito, ni la forma en que se efectivizarían las correspondientes devoluciones.
Alicia Heredia, gerenta de la distribuidora, confirmó a este diario que la bonificación se retribuirá de una sola vez y no por partes, como se había especulado en un primer momento.
La directiva de Gasnor afirmó que las industrias y comercios (categoría SGP) que se encuentran a la espera de la devolución de saldos, representan un porcentaje muy bajo, al igual que los usuarios residenciales, que son alrededor de 5 mil sobre un total de 169 mil clientes agrupados en las categorías R1, R2 y R3.
También había dudas sobre cuándo saldrían las facturas pendientes de emisión con los importes ajustados a los nuevos topes que dispuso el gobierno nacional hace pocos días.
Heredia puntualizó que, en el caso de los residenciales, las adecuaciones ya están incluidas en las boletas que empezaron a emitirse desde ayer.
Las facturas de los clientes SGP, según adelantó, terminarán de ajustarse a los nuevos topes legales el lunes venidero. Es decir que desde el martes en adelante ninguna factura debería registrar subas de más del 400% para usuarios residenciales (hogares) y del 500% para usuarios SGP (empresas).
En la provincia existen ocho categorías de facturación. Las franjas R1 (hasta 500 metros cúbicos anuales de consumo) y R2 (hasta 900) son las que registran menor consumo y representan el 66% de los clientes totales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora